Anticuerpos de pacientes con un trastorno poco común podrían ayudar en la prevención de diabetes tipo 1

Pin It

Las personas con un trastorno autoinmune raro producen anticuerpos autoinmunes que parecen estar ligados a una menor aparición de la diabetes tipo 1, según han detectado los autores de una nueva investigación. El estudio, publicado en 'Cell', sugiere que estos anticuerpos podrían limitar las enfermedades relacionadas con el sistema inmune y pueden tener un potencial terapéutico.

En esta investigación internacional dirigida por el 'Kings College' de Londres, en Reino Unido, se tomaron muestras de 81 personas con un trastorno autoinmune raro, llamado síndrome poliglandular autoinmune tipo 1 (APECED, por sus siglas en inglés), que tienen defectos en el gen regulador autoinmune. Los defectos en este gen significa que ya no puede cumplir su función de regulador que ayuda a purgar el cuerpo de las células inmunes autorreactivas denominado células T que pueden reaccionar contra las proteínas del propio cuerpo, confundiéndolas con un invasor extranjero.

El autor principal del estudio, Adrian Hayday, profesor del Departamento de Inmunobiología en el 'Kings College' de Londres y líder del equipo en el Instituto Francis Crick, en Reino Unido, explica: "APECED es una enfermedad autoinmune rara y poco conocida. El defecto en el gen regulador autoinmune debe poner a los pacientes de APECED en grave riesgo de desarrollar enfermedades autoinmunes innumerables, incluyendo diabetes tipo 1, esclerosis múltiple, lupus y artritis reumatoide, en las que un sistema inmune que no ha sido purgado de células autorreactivas ataca órganos vitales".

"Sin embargo, es muy inusual --posiblemente sin precedentes-- para los pacientes de APECED desarrollar la esclerosis múltiple o lupus, y la mayoría no desarrollan diabetes tipo 1. Entonces, ¿por qué no se desarrolan estas enfermedades? Nos preguntamos si podíamos descubrir mucho más gracias a estos pacientes acerca de la inmunología humana básica y la forma en que sus sistemas inmunológicos podrían estar manteniendo a raya estas enfermedades".

Los científicos detectaron que el aumento de células T auto-reactivas en pacientes con APECED estaba vinculado con un incremento de las células B auto-reactivas. Las células B son un tipo de célula inmune que produce anticuerpos y las células B autorreactivas producen anticuerpos que se dirigen erróneamente a las proteínas dentro de su propio cuerpo, en particular a moléculas inflamatorias inmunes llamadas interferones y las interleuquinas.

Cada paciente presentaba alrededor de cien autoanticuerpos diferentes en la sangre, pero como cada paciente poseía autoanticuerpos diferentes, los 81 pacientes tuvieron colectivamente anticuerpos para miles de diferentes proteínas humanas. "Esto es muy importante ya que los anticuerpos son uno de los sectores más importantes del mercado farmacéutico y una de las grandes misiones de la industria farmacéutica es poder generar de forma rutinaria anticuerpos contra proteínas humanas implicadas en enfermedades", apunta Hayday.

"En lugar de destinar de inmensos recursos y gastos para el descubrimiento de fármacos, que es un camino muy incierto, los resultados sugieren una ruta para la reactivación de medicamentos, en la cual autoanticuerpos altamente eficaces que surgen de manera natural pueden aislarse de pacientes cuya información clínica nos guía en cuanto a qué enfermedades tienen más probabilidades de beneficiarse de esos anticuerpos", agrega.

Evidencia de que el interferón-alfa contribuye a la diabetes

Para descubrir si los autoanticuerpos de pacientes con APECED podrían tener un potencial terapéutico, el equipo los probó en un modelo de ratón de psoriasis, una enfermedad autoinmune que causa enrojecimiento de la piel, picazón y descamación. De esta forma, encontraron que la inyectaro a los ratones con autoanticuerpos de pacientes de APECED podría inhibir el desarrollo de la patología psoriásica.

El profesor Hayday subraya: "Después de determinar que los anticuerpos podrían proteger a los ratones de una forma de psoriasis, llegamos a la conclusión de que tal vez estaban limitando de forma activa la enfermedad en los propios pacientes de APECED. Tal vez esta era la razón por la que los pacientes no estaban todo lo enfermos como cabía esperar".

Los autoanticuerpos producidos comúnmente por las personas con APECED incluyen uno que es un marcador de la diabetes tipo 1, llamado decarboxilasa del ácido glutámico (GAD, por sus siglas en inglés). Como los autoanticuerpos de GAD están estrechamente relacionados con el desarrollo de la diabetes tipo 1, los autores señalan que es sorprendente que sólo entre el 10 y el 20 por ciento de las personas con APECED desarrollan diabetes.

Para investigar por qué los pacientes de APECED no desarrollaban diabetes, los científicos compararon muestras de sangre de ocho pacientes de APECED con diabetes tipo 1 con 13 pacientes APECED que tenían autoanticuerpos de GAD, pero no habían desarrollado diabetes.

Los pacientes sin diabetes producían autoanticuerpos que deterioran completamente la actividad de un subtipo de interferón conocido como interferón-alfa, que es producido por las células inmunes y puede causar inflamación, mientras los pacientes con diabetes no fabricaban dichos potentes anticuerpos. Por lo tanto, los autores sugieren que los autoanticuerpos generados naturalmente podrían inhibir el efecto de interferón-alfa que algunos han sugerido que puede estar relacionado con el desarrollo de la diabetes tipo 1.

"Estas correlaciones sorprendentes con la diabetes tipo 1 no eran evidentes para cualquier otro anticuerpo anti-interleucina o anti-interferón que surgen de forma natural, proporcionando quizás la evidencia más fuerte hasta ahora en los seres humanos de que el interferón-alfa puede contribuir críticamente a la progresión natural de tipo la diabetes 1", subraya el doctor Hayday.

"Este estudio proporciona evidencia de correlación de que anticuerpos anti-interferón proporcionan protección frente a la diabetes tipo 1, pero se necesita más investigación para probar la causalidad en los seres humanos. Estos resultados dan una base firme para explorar potenciales anticuerpos de pacientes de APECED para mejorar la diabetes tipo 1 y otras enfermedades autoinmunes importantes que son raras o no se dan nunca en los pacientes de APECED", afirma.

Fuente: Agencia Europa Press

Pin It