Una persona con diabetes puede tener buena calidad de vida