¿El coronavirus puede provocar diabetes?

Pin It

Si los últimos indicadores mostraban cómo 1 de cada cuatro fallecidos por coronavirus era diabéticos, ahora los últimos estudios demuestran cómo enfermar por el temido COVID-19 podría provocar diabetes en personas sanas. Según un ensayo internacional evaluado en 17 hospitales, se han reportado varios casos en que, después de sufrir los síntomas más graves de la enfermedad, el enfermo desarrollaba diabetes, aunque todavía no está claro la forma en que el coronavirus afecta al páncreas.

Al parecer, la proteína ACE-2, la que utiliza el COVID-19 para adaptarse al cuerpo humano, no sólo está localizada en los pulmones sino en los órganos encargados de alguna forma de metabolizar la glucosa, como son el pancras, el intestino delgado, el hígado y el riñón.

La hipótesis que ahora manejan los científicos es que, si el virus afecta a estos órganos, entonces puede provocar una serie de múltiples disfunciones del metabolismo de la glucosa lo que, en los casos más extremos, podría ser la causa de desarrollar diabetes. De momento, se ha creado un censo global de casos bajo el nombre “CoviDiab Registry Project”, según informó este viernes el “New England Journal of Medicine”. “Estamos intentando comprender cómo y en qué situación ocurre estos fenómenos que hemos observado en enfermos de coronavirus”, señala Francesco Rubino, uno de los doctores que lideran el proyecto..

De momento, existen dudas de si esta relación está motivada por alguna razón causa efecto o si simplemente estaría causada por fenómenos ya demostrados, como que en periodos de gran estrés traumático puede inducirse unos mayores niveles de azúcar en sangre, pero que sólo son temporales, como ocurre con muchos enfermos que han sufrido un ataque al corazón. En su proceso de recuperación, sus niveles de glucosa se estabilizan y vuelven a la normalidad.

Otro de los factores de estudio a tener en cuenta es que la mayoría de enfermos que desarrollan los síntomas más graves del coronavirus ya son personas con sobrepeso y otros problemas que podría ser sencillo prever que desarrollarían la diabetes de todas formas en un futuro cercano

En cualquier caso, la diabetes continúan siendo una de las enfermedades que más se ha relacionado con el coronavirus desde el inicio de la pandemia y su población, que se acerca al 8 por ciento del mundo, está considerada de riesgo frente al COVID-19. Los estudios continuarán para intentar determinar de una forma feaciente de qué manera puede provocar el virus complicaciones en el páncreas que con el tiempo provoquen diabetes. “Todavía no sabemos si estos pacientes que han desarrollado diabetes representan los clásicos tipo-1 o tipo-2 de la enfermedad o nos estamos enfrentando a una nueva forma de diabetes”, concluye Rubino.

En España hay más de 5,3 millones de personas con un diagnóstico de diabetes tipo 2, según datos del Centro de Investigación BIomédica en Red de Diabetes y Enfermedades Metabólicas Asociadas. (CIBERDEM). El tipo 1, que se desarrolla en la infancia y adolescencia y que provoca la obligación de los pinchazos subcuténeos de insulina, suben esa cifra a más de 6 millones. Un buen control de la enfermedad, aplicado con una buena alimentación y un régimen de comidas ordenado, muy pautado por horas y cantidades, así como no caer en el sedentarismo y hacer en lo que se pueda ejercicio, son indispensables para no convertirse en estos enfermos crónicos en la mayor población de riesgo ante la pandemia. Porque con un buen control, los enfermos no tienen por qué caer en el miedo.

De momento, no se han dado el número de enfermos de coronavirus que se han visto afectados por un debut diabético, pero los estudio avanza y se prevé llegar a las primeras conclusiones en los próximos meses.

Fuente: LaRazón.Es

Pin It