Un vino solidario para impulsar una cura biológica de la diabetes juvenil

Pin It

Bodegas Vegaclara saca al mercado Dacán, una creación vinícola con cuyos ingresos se pretende ayudar en la investigación de esta enfermedad

No solo destaca por lo que tiene dentro, sino también por lo que trata de conseguir por fuera. Dacán es un vino que más allá de la exquisitez para el paladar; es un vino de la DO Ribera con fondo social. Un vino que pretende luchar contra la diabetes tipo 1. Surgió como fórmula para conseguir fondos que se pusieran en las manos de quienes investigan esta enfermedad. Pero este vino tiene una historia detrás, que en los micrófonos de la SER se ha podido contar.

Clara Concejo es bodeguera y madre de Mario, un niño que con 13 meses empezó a padecer este tipo de diabetes. Desde Vegaclara, la bodega que regenta, decidió elaborar este vino. Un vino con uva de calidad, del Pago de Valtarreña (Pedrosa de Duero), y cuyas ganancias dona íntegramente a esa lucha e investigación contra la mencionada enfermedad.

“Yo creo que cuando uno tiene un problema tiene que buscar la solución, esto es una historia que me ha ocurrido a mí pero que por desgracia le sucede a mucha más gente. Mi hijo con 13 meses le afectó al páncreas, haciéndole diabético de esta variedad. Esta diabetes es la peor porque la parte del páncreas que genera la insulina deja de funcionar radicalmente, las células quedan destruidas. Hasta ahora se pensaba que era genético -que en muchos casos lo es- pero no siempre es así, como en nuestro caso. Yo lo que quiero es que no le vuelva a pasar a ningún niño más, porque a mí me rompe el corazón, porque sé lo que viene encima”, cuenta Concejo.

Aunque Clara puntualiza. “Es falso que te cambie la vida, pero hay que saber convivir con este problema. A la larga se puede hacer una vida totalmente normal, pero hay que tener mucho cuidado con la alimentación y el día a día de esa persona, que si es un niño como Mario no puede hacer nada; depende de alguien que controle el problema”, asegura.

La actitud es la principal respuesta ante un problema de estas características. La de Clara siempre ha sido positiva. “Fue un palo cuando nos dieron la noticia. Pero también depende de cómo lo afrontes. Yo rápidamente me puse en pie, porque el niño tampoco se merece que te vengas abajo. Hay que venirse arriba y adaptarse a la situación, y cuanto antes lo hagas mejor. Yo no voy a perder un minuto de mi vida llorando”, asevera.

La fortaleza de Clara hace que el pequeño Mario tenga una vida normal pese a la situación que le toca vivir. Una situación que es menos compleja gracias a la ayuda de su familia y la gran figura de su madre. La heroína que busca, a través de su modo de vida, fondos para evitar que otros padezcan lo que a ella le ha tocado vivir. Y ojalá pudiera compartir o regalar su actitud ante la vida. Porque personas como Clara hacen tanta falta, como remedios para paliar la diabetes tipo 1.

Fuente: cadenaser.com

Pin It