¿Le puede dar diabetes a mi hámster?

Pin It

Los hámsters pueden sufrir de diversas enfermedades al igual que las personas

Nuestras mascotas pueden sufrir de enfermedades al igual que las personas, los hámsters también pueden enfermarse de algunas patologías que son comunes entre los humanos, pero, ¿les puede dar diabetes?

Los hámsters se adaptan con facilidad a la vida en cautiverio y son una de las mascotas más populares en la actualidad, principalmente por el poco espacio que requieren para su subsistencia y la comodidad de poder disponer de un ejemplar en cualquier tipo de vivienda.

Desafortunadamente sí, la diabetes en el hámster se puede definir de forma simple como una patología que se caracteriza por la presencia elevada de azúcares en sangre.

Si un hámster toma demasiada agua, orina en exceso o presenta agitación y temblores, es posible que sufra diabetes. Este evento se ve propiciado generalmente en aquellos animales con obesidad y un estilo de vida demasiado sedentario para su especie.

¿Qué causas pueden provocar la diabetes en hámster?

Hasta ahora se ha demostrado que la diabetes en hámsters es heredada. El número de genes que causan esta mutación en la naturaleza es desconocido, pero seguramente la proporción de los mismos varía considerablemente en las poblaciones en cautiverio.

La diabetes en el hámster se puede manifestar más rápidamente y de forma más grave en base a ciertos parámetros de mantenimiento. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • Ofrecerle al hámster una dieta con un contenido en grasa demasiado alto.
  • Un acceso ilimitado a comida.
  • Estrés y una jaula sucia.

Síntomas

Los síntomas de la diabetes pueden ser muy diversos, dependiendo de la etapa de la enfermedad y la gravedad de la misma. Algunos de los más obvios se pueden detectar si se presenta especial atención al comportamiento del roedor:

  • Incremento en el apetito.
  • Aumento de la sed.
  • Falta de energía.
  • Pérdida de peso.

Tratamiento

Aún no existe un tratamiento para esta patología. El bienestar del animal se basará exclusivamente en patrones dietéticos y cambios en sus hábitos de vida. De todas formas, ante cualquier signo o sospecha de que tu hámster pueda padecer esta enfermedad, debes llevarlo al veterinario.

Uno de los tratamientos más eficaces es cambiar la dieta del animal. Revisa los ingredientes de la comida preparada que le ofreces al hámster y elimina todo lo que contenga alto contenido en azúcar. Lo ideal es que el roedor afectado obtenga entre 15 y 20 por ciento de su energía de proteína y el 50 por ciento de fibra.

Fuente: sumedico.lasillarota.com

Pin It