Empresa mexicana crea antiséptico para limpiar pies de diabéticos

Pin It

La empresa mexicana Esteripharma con el apoyo del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) desarrolló un antiséptico de amplio espectro que ayuda a desinfectar y cicatrizar más rápido las heridas de los pies de personas con diabetes.

El producto se desarrolló a base de una solución de sales electrolizada de superoxidación con pH neutro, indicó Mario Valbuena Moctezuma, director general de Esteripharma, en una entrevista con la Agencia Informativa del Conacyt.

“Actualmente para agilizar la cicatrización de heridas en pacientes diabéticos se usan parches especiales, que se deben poner después de hacer la curación, los cuales tienen un alto costo. Nuestro producto es aproximadamente 200 por ciento más barato”, indicó.

El producto también se puede utilizar como medicamento coadyuvante en el tratamiento de heridas agudas y crónicas, quemaduras de segundo y tercer grado, úlceras por presión y úlceras varicosas.

Además, cualquier paciente puede usar la solución debido a que no es tóxico ni genera reacciones secundarias, aseguró el especialista en la industria farmacéutica.

Se estima que en el mundo hay 347 millones de personas con diabetes y se espera que para 2030 esta cifra se duplique, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En México hay más de 6.4 millones de adultos diagnosticados con dicha enfermedad, según datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (Ensanut) 2012.

Además, se espera que para 2030 esa cifra en México se eleve 37 por ciento, de acuerdo con el Boletín Epidemiológico Diabetes Mellitus tipo 2, realizado por la Secretaría de Salud (SSA), que cita la agencia del Conacyt.

Según la Ensanut, después de los problemas de agudeza visual, el pie diabético es la segunda complicación más recurrente de la diabetes, pues en México al menos 2.4 millones de personas padecen ardor, dolor o pérdida de sensibilidad en los pies.

Lo anterior provoca que los pacientes con diabetes sean más vulnerables a las heridas en los pies y que su recuperación más lenta e incluso en muchos casos estas lesiones terminen en amputaciones, de acuerdo con los especialistas.

Se estima que en México al año se realizan alrededor de 75 mil amputaciones de extremidades inferiores por lesiones en personas con diabetes, de acuerdo con el artículo "Amputación de extremidades. ¿Van a la alza?", del doctor Amado Rafael Gutiérrez-Carreño.

El antiséptico desarrollado por Esteripharma es una solución hecha a base de una mezcla de sales, entre ellas cloruro de sodio, que se combina con agua ultrapurificada obtenida a través de ósmosis inversa, mencionó Felipe Herrera, director médico de Esteripharma.

A esta mezcla se le practica una electrólisis de superoxidación, hasta que se obtiene una sustancia con pH neutro, es decir, en un rango de 7.4 y 6.8, muy similar al pH de la sangre, que contiene varios elementos como el ácido hipocloroso.

“El ácido hipocloroso es una sustancia que normalmente el cuerpo humano produce; los glóbulos blancos lo generan para defendernos.

Dentro de nuestra solución uno de los componentes más importantes es el ácido hipocloroso, es decir, estamos dando al organismo elementos para que se defienda más rápido y mejor”, afirmó.

“Son productos naturales, no son tóxicos, no tienen reacciones secundarias y, lo más importante, no generan resistencia bacteriana”, agregó.

Además de usarse como un antiséptico y regenerante para heridas en pie diabético, la sustancia activa también puede tener aplicaciones quirúrgicas, veterinarias y agroindustriales.

“Lo que hace esta solución es eliminar bacterias, hongos, virus y esporas sin importar si estas se encuentran en humanos, bovinos, aves y plantas como el maíz. Actualmente la empresa cuenta con más de 40 productos diferentes”, indicó.

Por medio de investigaciones científicas, Esteripharma encontró diversas aplicaciones de su producto, lo que permitió que ampliara sus unidades de negocio y sus ventas, reconoció Ricardo Castro, director de administración de la compañía.

Destacó que de 2010, cuando empezaron a trabajar sus estudios de la mano del Conacyt y diversos centros de investigación y universidades, a la fecha, la empresa tuvo un crecimiento en sus ventas de casi 300 por ciento.

La firma logró conseguir tanto la patente de la sustancia y sus aplicaciones ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), como la validación de la Food and Drug Administration (FDA), lo cual le permitió una proyección internacional.

Se espera que en lo que resta de 2015 y en los próximos dos años, la empresa mexicana abra oficinas en Estados Unidos, Japón y Cuba, así como en algunos países de América Latina.

Fuente: Notimex

Pin It