Chip detectará glucosa y enfermedades en minutos

Pin It

Científicos del Cinvestav, unidad Monterrey, trabajan en el desarrollo de un chip para detectar glucosa en la sangre y medir la cantidad de proteína en suero y orina. El dispositivo podrá ser usado para estudiar neutrófilos y células en la sangre, por lo que además de ayudar a detectar diabetes, servirá para identificar en minutos enfermedades desde su etapa inicial, antes de que se presenten los síntomas.

La investigadora Ruth Hernández Pérez, líder del proyecto, explicó los avances que tiene sobre el dispositivo para detectar enfermedades, la manera en que desarrollan el chip y los materiales de los que está compuesto.

Agencia Informativa Conacyt (AIC): ¿Cuál es el objetivo del proyecto?

Ruth Hernández Pérez (RHP): Brindar un avance en la medicina al ayudar a la detección temprana de ciertos padecimientos, además de reducir costos para que un análisis de sangre o de orina pueda ser más económico y esté al alcance de todos.

Sin embargo, el principal objetivo es detectar por medio del chip si se está desarrollando alguna enfermedad a fin de tener mejores expectativas con el tratamiento y reducir los tiempos de la atención médica en pacientes.

AIC: ¿Cuáles son los beneficios que tiene el proyecto?
RHP: Con este nuevo método para análisis, las personas que se sometan al estudio tendrán grandes beneficios porque no se tendrá que extraer grandes cantidades de suero sino que con solo una gota podría hacerse el estudio, además tendrían un ahorro, tanto financiero como de tiempo, porque en tan solo 10 minutos podrán tener resultados precisos.

El resultado se obtendría al secarse una microgota de suero en el dispositivo por medio de micromarcadores. Además de que el estudio saldría más económico porque se reduciría el costo hasta en 70 por ciento al costo actual.

AIC: ¿Qué tecnología se implementó?

RHP: La tecnología desarrollada funciona al descubrir la presencia de proteínas relacionadas con la enfermedad por medio de biomarcadores en pequeñas muestras de suero obtenidas de la sangre del paciente.

AIC: ¿Cómo funcionará?

RHP: Se podrá trabajar con pequeñas cantidades de suero y orina. Se colocan dos gotas de un microlitro cada una sobre las estructuras del chip que contienen reactivos; al secarse el suero con el aire será posible la visibilidad del biomarcador en el dispositivo y, según la intensidad de color que emita, se detectará el diagnóstico de la prueba.

El chip podría ser utilizado durante consultas médicas. Por otro lado, en caso de realizarse la prueba y tener que mandarla al médico tratante, el paciente solamente tendría que tomar una fotografía con su teléfono y enviarla, porque con los marcadores de color se conocerá el diagnóstico.

AIC: ¿De qué material estará elaborado el chip?

RHP: Es de acrílico desechable y el dispositivo opera con una técnica llamada microfluídica, que usa los mismos métodos de fabricación para semiconductores, lo que hacemos son canales micrométricos de plástico por donde pasamos muestras de suero extraídas de la sangre de un paciente, y al hacerlo tan pequeño los costos para su uso son bajos.

AIC: ¿Qué espera del proyecto?

RHP: Que estos dispositivos sean empleados cada año por el médico, quien deberá realizar la prueba para darse cuenta si el paciente está desarrollando algún padecimiento.

Debido a que en todos los organismos hay indicios desde años antes de que se presenten los síntomas de alguna enfermedad, existen algunas proteínas en la sangre que se expresan de forma alta y eso pasa años antes de los síntomas.

AIC: ¿En qué fase está el proyecto?

RHP: Actualmente se están haciendo las pruebas de laboratorio, buscando una patente y esperando que sea aprobado por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), para continuar con el proceso de comercialización.

AIC: ¿Cuándo esperan lanzarlo al mercado?

RHP: Aún no tenemos fecha definida, pero si todo sale bien y es aprobado por la Cofepris esperamos que a inicios de 2016 sea comercializado.

AIC: ¿Con qué recursos está siendo fabricado el dispositivo?

RHP: Como es un dispositivo económico estamos trabajando con recursos propios y del Cinvestav Monterrey.

AIC: ¿Cuándo inició el proyecto?
RHP: A inicios de 2014, fue mi proyecto de tesis de la maestría al que nombré Plataforma pilar para ensayos biológicos mediante evaporación y microgotas.

AIC: ¿Qué diferencia tiene la prueba a las que se realizan con tubos de ensayo?
RHP: Que la señal de detección es más alta, el tiempo de respuesta mucho más rápido, proporcionando alta eficiencia y precisión con un costo más bajo, además de que la sangre que se extrae es mínima.

AIC: ¿Cuál es su mayor reto ante este proyecto?
RHP: Comercializarlo, estamos en busca de una empresa que desee adquirirlo para que comience a ser utilizado, pensamos que para el Instituto Mexicano del Seguro Social sería una excelente opción de ahorro.

Fuente: Agencia Informativa Conacyt / Gina Vega

Pin It