Disminuir los altos niveles de sal en los productos de Estados Unidos

Pin It

La FDA (Food and Drug Administration) le propuso a la industria en Estados Unidos reducir la cantidad de sal de sus productos porque así se salvarían miles de vidas.

 

Aunque las recomendaciones no son obligatorias, defensores de los consumidores aseguran que la medida es significativa, ya que serviría como punto de referencia por el cual las empresas pueden ser calificadas.

De acuerdo con Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), más del 70 por ciento de sodio consumido ya se encuentra en los alimentos antes de llegar a la mesa, y defensores de la salud dicen que la decisión de la FDA podría ayudar a reducir este hecho. "La mayoría de la ingesta de sodio proviene de alimentos procesados y preparados, no del salero", aseguró en un comunicado la institución.

Las directrices propuestas establecen objetivos para la reducción gradual de sodio a través de una serie de categorías de alimentos tanto para los productos manufacturados y aquellos de los restaurantes. En principio, se aplicarían a la mayoría de los alimentos procesados y preparados, en cerca de 150 categorías de productos de panadería a las sopas. Las directrices incluyen "un sistema común para definir y medir el progreso en la reducción de sodio en el suministro de alimentos de Estados Unidos", dijo la FDA.

Uno de cada tres estadounidenses tiene presión arterial alta, según la agencia. De hecho, los norteamericanos consumen casi el 50% más sodio de lo que la mayoría de los expertos recomiendan. Las dietas altas en sodio se han relacionado con la presión arterial alta, un factor de riesgo para las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovascular.

Según los CDC, una disminución en el consumo de sodio en sólo 400 miligramos al día podría prevenir 32.000 ataques cardíacos y 20.000 accidentes cerebrovasculares al año.

Treinta y nueve países han establecido objetivos de sodio de sus alimentos y comidas, con 36 siendo voluntarios. De acuerdo con lo que dijo el Dr. Thomas Frieden, director del CDC, para la revista médica el Reino Unido fijó objetivos voluntarios de reducción de sodio en 2003. Y en 2011 el consumo de sodio se redujo en 15 por ciento. Durante este mismo período, el promedio de la presión arterial disminuyó sustancialmente.

El Dr. Frieden dijo que algunas empresas ya han comenzado a reducir el sodio. Llamó a Walmart, Darden, que opera restaurantes, incluyendo el Olive Garden, de Unilever, PepsiCo, General Mills, Marte y Nestlé.

Fuente: El Espectador

Pin It