La diabetes en perros y gatos

Pin It

¿El perro o el gato bebe demasiado y come más de lo normal? Si es así, el dueño puede estar ante señales que apuntan a que su mascota puede sufrir diabetes. Diagnosticar rápido la diabetes es elemental para un buen tratamiento.

Tras mirar el azúcar en sangre, el veterinario podrá fijar la dosis de insulina necesaria. Además de las inyecciones de insulina, habrá que adaptar la dieta del animal.

Como ocurre con las personas, existen diferentes casos de diabetes en los animales.

En los perros, de forma parecida a la diabetes tipo 1 en las personas, esta surge por la destrucción de las células que forman la insulina.

Algunas razas de perro parecen tener mayor riesgo de sufrirla, como los beagle, chow chow, dackel, caniche o retriever.

En el caso de los gatos, la más frecuente es la diabetes más parecida a la del tipo 2 en las personas. El páncreas produce insulina, pero el cuerpo no la usa bien.

Afecta sobre todo a los machos y a gatos con sobrepeso. Y los gatos de birmania tienen un mayor riesgo de padecerla.

Fuente: ABC Paraguay

Pin It