Qué alimentos incluir en tu dieta y cuáles evitar si eres diabético

Pin It

Cuidar la alimentación siempre es recomendable, pero resulta prácticamente imperativo cuando padeces de diabetes. Esta lista puede ayudarte a seleccionar tus comidas. Ante cualquier duda consulta con tu médico.

Carbohidratos: el secreto está en la selección. No se deben excluir por completo de la dieta ya que proporcionan energía, pero sí hay que escoger los más sanos y controlar las porciones. Entre las mejores opciones están aquellos con alto contenido de fibra como el arroz o pan integral, avena, quinoa. Por el contrario, hay que evitar aquellos granos procesados con alto contenido de azúcar.

Aunque su nombre engañe, la batata dulce puede formar parte de la dieta de un diabético. De hecho, no eleva los niveles de azúcar tanto como la papa blanca porque tiene más fibra. La técnica de cocción influye y lo mejor es hervirlas.

Vegetales: mientras más, mejor. Frescos crudos o ligeramente cocinados o asados son muy recomendables. Los lineamientos alimentarios de EEUU aconsejan la ingesta de 2.5 tazas de vegetales por día. Evita aquellos enlatados con alto contenido de sodio o azúcar. También cocinarlos con mucha mantequilla o azúcar.

Frutas: al natural. Contrario a lo que muchos piensan, no debes eliminar el consumo de frutas si eres diabético –incluyendo las más dulces– pues aportan importantes vitaminas y minerales. La clave está en controlar las porciones, dependiendo de su nivel de azúcar.

Proteínas: sí; frituras: no. Las opciones son ilimitadas. Lo único que debes cuidar es no freírlas y evitar aquellas con alto contenido de grasa como la tocineta. Entre las recomendadas por la Asociación Estadounidense de Diabetes están aquellas de origen vegetal como el tofú o las nueces, el pescado y el pollo.

Escoge aquellas frutas frescas o congeladas y evita las enlatadas. Las mermeladas no son una opción por su alto contenido de azúcar. También abstente de los jugos empaquetados que no son 100% fruta o los cocteles de frutas como el fruit punch.

Lácteos: escoge bien. Con este grupo de alimentos debes controlar las porciones y limitarte a aquellos con bajo contenido en grasa como la leche 1%, el yogur bajo en grasa o el queso cottage. Los helados y la crema no son recomendables

Aléjate de las grasas trans. Cualquier alimento que contenga grasas trans es dañino para la salud cardiovascular. Revisa la etiqueta y asegúrate de que ningún ingrediente diga “parcialmente hidrogenado”, aunque cuando la etiqueta diga que el contenido en grasas trans es de cero

Bebidas: siempre sin azúcar. Aunque no lo parezca muchas pueden ser dañinas para la salud. Lo mejor es limitarse al agua (puede ser saborizada con gas), te o café sin azúcar y evitar los excesos con el licor. Entre las peores opciones están los refrescos, las bebidas energéticas y todas aquellas con alto contenido de azúcar.

Fuente: Univisión

Pin It