¿qué pasa si comes fruta todos los días?

Pin It

No es una mala idea que lo hagas y aquí puedes leer por qué

Las frutas deben formar parte de una dieta saludable, pero no se trata de comer una manzana un día sí y otro no.

La Organización Mundial de la Salud recomienda que diariamente comas unas 4 o 5 porciones, entre frutas y verduras. ¿Qué beneficios tiene seguir esta recomendación?

Te sentirás más satisfecho

Las frutas contienen carbohidratos, quizá ya lo sabías, porque son dulces y eso quiere decir que tienen azúcares. Pero ese no es el único tipo de carbohidratos que existen.

La fibra es otro tipo de estos compuestos, a diferencia de los azúcares, la fibra no se puede digerir, así que como tal no es un nutriente, sin embargo cumple una función muy importante: colabora en la digestión.

Y cuando la fibra avanza por el tracto digestivo, este manda señales al cerebro que indican que estamos satisfechos. Así que comer fruta todos los días evitará que te excedas con otros alimentos, sobre todo si lo haces antes de las comidas.

Tendrás menos riesgo de padecer diabetes

La fibra de las frutas también cumple otra función: hace más lenta la absorción de los azúcares, los carbohidratos que el cuerpo sí puede metabolizar.

En el metabolismo de los azúcares debe intervenir la insulina, una hormona que secreta en el páncreas: si le damos un tiempo adecuado puede producir insulina suficiente para que no tengamos niveles altos de glucosa, en la sangre.

Mantener niveles adecuados de insulina y glucosa en la sangre, es importante para evitar padecer diabetes tipo 2.

Te alejarás de las enfermedades del corazón

En un estudio realizado en 2017 se encontró que consumir aumentar el consumo a 10 porciones de frutas y vegetales cada día, se relacionaba con un 30% menos enfermedades cardíacas.

Esto puede deberse a que la fibra ayuda a mantener baja la concentración de colesterol en la sangre, lo que evita la formación de placas de grasa en las arterias, que a la larga llevan la hipertensión, asociada a muchas enfermedades cardíacas, infartos y accidentes cerebrovasculares.

Además de la fibra que contienen las frutas, tienen otras sustancias que sí podemos considerar nutrientes, como los azúcares. Recordemos que es muy importante consumirlos, porque son los encargados de proporcionar energía a nuestras células para funcionar.

Pero siempre será mejor que lo hagamos en una fruta, en donde están acompañados de otros nutrientes, que en un alimento poco nutritivo, como galletas o pan, donde son lo que se llama “calorías vacías”.

Las frutas contienen cantidades adecuadas de micronutrientes: minerales y vitaminas, a los que llamamos así porque son esenciales y solo requerimos de ellos pequeñas cantidades.

Esos micronutrientes varían de un tipo de fruta a otra, por eso es importante que además de incluirlas en tu alimentación diaria, consideres una variedad lo más amplia que te sea posible: te puedes guiar por sus diferentes colores.

Así no solo tendrás una alimentación saludable, sino también, fotos de comida muy lindas para tu Instagram.

Fuente: fayerwayer.com

Pin It

Evite el estreñimiento con dieta rica en fibra

Pin It

Padecer estreñimiento puede generar otras complicaciones cuando no se atiende debidamente, como hemorroides, fisuras anales y sangrado rectal, señaló Raúl Ozono Castro, jefe de consulta de la Unidad de Medicina Familiar Número 8 del IMSS en Baja California.

Pin It

Tips para escoger bebidas saludables para los niños

Pin It

Las bebidas dulces son la principal fuente de azúcar añadida en la dieta de los niños; a medida que crecen, las consumen en una cantidad similar al agua

En promedio, 17 % de lo que consumen los niños a diario es azúcar. Eso es mucha azúcar, y la mitad proviene de bebidas con azúcar agregado, dice la Asociación Americana de Pediatría.

Pin It

Hábitos alimenticios recomendables para las distintas etapas de la infancia

Pin It

El conocimiento de las necesidades nutricionales los niños es fundamental para una salud óptima y para prevenir enfermedades tanto en esta etapa como en la adultez. No se trata de poner a los más chicos a dieta ni de un checklist al cual apegarse, sino que de nociones básicas de las que los padres y madres deberían ser conscientes

Los niños naturalmente imitan a sus mayores en todo, en lo bueno y en lo malo, y esto incluye sus hábitos alimenticios. Es por esto que la nutricionista infantojuvenil de Clínica Santa María, Bernardita Vignola, asegura que en un contexto ideal los cuidadores son los primeros que deberían educarse para tener una relación saludable con la comida, que puedan transmitir a los más chicos. Según explica la nutricionista, el hábito de alimentación comienza a formarse en el embarazo y los niños que desde pequeños presentan una tendencia o ya tienen malnutrición por exceso, tienen mayor riesgo de presentar en la vida adulta, enfermedades crónicas no transmisibles como diabetes, hipertensión arterial o enfermedades cardiovasculares.

Pin It

Quien está en línea

Hay 170 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta