Cinco alimentos que deberías incluir en tu dieta cuando te resfrías

Pin It

Con la llegada del invierno y el frío, los constipados se convierten en habituales en cualquier hogar. Aunque es cierto que este año hay que estar aún más pendientes para descartar que se trate Covid-19. Los síntomas suelen ser dolor de garganta, congestión nasal y tos, estornudos, dolor por todo el cuerpo y más focalizado en la cabeza. Normalmente, todo queda reducido a las vías respiratorias superiores y es menos común la sensación de agotamiento. La producción de moco puede provocar una tos productiva, pero eso no significa que sea una infección en el pecho.

Existen alrededor de 200 virus que causan resfriados y la mayoría desaparecerán por sí solos en aproximadamente una semana sin tratamiento. La gripe, por su parte, afecta tanto a las vías altas del sistema respiratorio como a los bronquios y puede provocar con mayor facilidad fiebre, fatiga, dolores y molestias y dolores de cabeza. En el caso de la Covid-19, la fiebre y la tos seca son los síntomas principales unidos a la dificultad para respirar (disnea) y pérdida del sentido del gusto y el olfato (anosmia). También pueden producirse fatiga, molestias y dolores.

Para aquellos que sufren constipado, se pueden incluir estos cinco alimentos para aliviar los síntomas y fortalecer el sistema inmunológico.

Manzanilla

El consumo de manzanilla se ha relacionado con un aumento de la actividad antibacteriana en el cuerpo. Pero su impacto real puede ser su capacidad para favorecer el sueño, lo que protege la inmunidad.

Cúrcuma

La curcumina, el compuesto natural de la cúrcuma responsable de su color, es un potente compuesto antiinflamatorio. También se ha demostrado que estimula la actividad de las células inmunitarias y mejora las respuestas de los anticuerpos. Lo aconsejable para que sea efectiva es combinarla con pimienta negra.

Nueces

Además de ser uno de los principales alimentos antiinflamatorios, las nueces contienen varios nutrientes que desempeñan un papel en el apoyo del sistema inmunológico, incluidas las vitaminas E y B6, el cobre y el ácido fólico.

Aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen extra posee propiedades antibacterianas que pueden reducir el riesgo de enfermedad. También se ha demostrado que sus antioxidantes protegen contra afecciones inflamatorias mediadas por el sistema inmunitario, que incluyen diabetes, obesidad, artritis reumatoide y enfermedad inflamatoria intestinal.

Jengibre

El jengibre alivia las náuseas y, como la miel cruda, posee propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias. Para obtener los mejores beneficios, es mejor utilizar la raíz de jengibre fresca, añadiéndola a caldos, batidos o zumos.

Fuente: elnacional.cat

Pin It