Cuál es la famosa dieta que reduce las probabilidades de padecer diabetes

Pin It

La dieta mediterránea es considerada uno de los estilos de vida con mayores beneficios medicinales. Descubre sus efectos sobre la diabetes y resistencia a la insulina

La diabetes es una de las enfermedades crónicas más recurrentes en la sociedad, se estima que afecta al 9,3% de la población mundial. Entre los datos más preocupantes se encuentra el aumento de dicha enfermedad, ya que el número de personas que sufre de esta condición ha incrementado de manera significativa durante los últimos años, superando los 460 millones en 2019, casi 100 millones de personas más que en el año 2011.

Hoy en día la salud es más importante que nunca y se cuenta con diversas referencias que han comprobado la directa relación entre la alimentación y la prevención de enfermedades, inclusive un estilo de vida saludable se asocia directamente con la longevidad. Es por ello que actualmente todos quieren saber más sobre las mejores dietas para ganar salud y en el caso específico de la diabetes, es bien sabido que la alimentación juega un papel fundamental en el buen control.

De hecho se cuenta con un estudio en el cual se ha comprobado que las personas (en especial las mujeres), que siguen una dieta mediterránea pueden llegar a reducir las posibilidades de desarrollar diabetes tipo 2 hasta en un 30% en comparación con aquellas que no siguen este estilo de alimentación.

¿Por qué es tan recomendable la dieta mediterránea?

Es bien sabido que la dieta mediterránea es una de las pautas alimenticias más recomendadas por médicos. Lo cierto es que se trata de un estilo de vida, que engloba varios factores, que al unirse crean el equilibrio perfecto. En principio llama de manera especial la atención su extraordinario aporte en nutrientes esenciales, sus elementos primordiales son el aceite de oliva, frutas, verduras, cereales integrales, legumbres, frutos secos y semillas.

Además se cuenta con diversos estudios que avalan las bondades medicinales de seguir una dieta mediterránea, entre los que se destaca su capacidad de reducir el riesgo de padecer enfermedad cardíaca, diabetes tipo 2, sobrepeso, obesidad y afecciones cognitivas.

Según declaraciones de la Dra. Minisha Sood, endocrinóloga del Hospital Lenox Hill en la ciudad de Nueva York, los hallazgos de dicho estudio tienen mucho sentido y relevancia en la medicina. De tal manera que proporcionan datos únicos a largo plazo y también respaldan la idea de que las ‘dietas de moda’ no son la solución mágica para ninguna condición de salud.

Los  hallazgos de dicho estudio apoyan la idea de que al mejorar su dieta, las personas reducen significativamente el riesgo futuro de diabetes tipo 2, especialmente si tienen sobrepeso u obesidad, dijo la autora del estudio, la Dra. Samia Mora, de la División de Medicina Preventiva del Brigham and Women’s Hospital en Boston.

Es importante mencionar que dichos cambios no ocurren de inmediato, pero sí a largo plazo y eso es lo más importante de todo. Si bien el metabolismo puede cambiar en un corto período de tiempo, el estudio indica que se producen cambios tan significativos que pueden brindar protección durante décadas.

El equipo de investigación se dieron a la tarea de medir los marcadores de salud más importantes, incluido el colesterol, las lipoproteínas (moléculas que empaquetan y transportan grasas y proteínas) y la resistencia a la insulina.De tal manera que los marcadores relacionados con la resistencia a la insulina fueron los que más contribuyeron a reducir el riesgo, seguidos de los marcadores del índice de masa corporal, las lipoproteínas de alta densidad y la inflamación.

Otra de las bondades más grandes de la dieta mediterránea se relaciona con el contenido en fibra de los alimentos que recomienda, que de hecho es mucho más alto que la dieta occidental estándar. También le atribuyen gran parte de sus exitosos resultados y menores marcadores de resistencia a la insulina (uno de los principales indicadores de diabetes), al enfoque de la dieta basada en plantas.

El estudio se basó en el análisis de 25,000 sujetos, lo cual quiere decir que se cuenta con mucha información. A la vez se concentraron en dar seguimiento por hasta 25 años en los participantes, lo cual hace que este estudio sea más significativo. 

A modo de conclusión podemos decir que la dieta mediterránea, no sólo es una de las más valiosas herencias culturales del mundo, representa mucho más que una pauta nutricional equilibrada, saludable y deliciosa. Es un estilo de vida que engloba celebraciones, costumbres, recetas, técnicas de cocina, productos típicos y la armonía por vivir en bienestar y salud. Lo mejor de todo es que cada día se cuenta con más referencias científicas y médicas, que la declaran como la dieta predilecta para vivir más, ganar salud, perder peso y por supuesto, prevenir enfermedades. 

Fuente: eldiariony.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 540 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta