Diabetes y fiestas de fin de año en tiempos del Covid: Consejos para disfrutar sin riesgos

Pin It

El coronavirus puede afectar de forma más grave a algunos grupos de riesgo como las personas que viven con diabetes mellitus tipo 2 (DM2); por ello, es importante cuidar los excesos en comidas y bebidas para evitar urgencias médicas y complicaciones

Ante la cercanía de los festejos de Navidad, Año Nuevo, Reyes y hasta el Día de la Candelaria, que culmina el 02 de febrero, es fundamental que los mexicanos que viven con diabetes mellitus tipo 2 (DM2) eviten los excesos en bebidas y comidas propios de esta época, pues aunado a la pandemia de Covid-19 la falta de control sobre la enfermedad puede saturar los servicios de emergencia y dificultar la atención en instituciones hospitalarias públicas y privadas del país, indicó el Dr. Daniel Elías-López, Médico Internista con subespecialidad en Endocrinología por el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición “Salvador Zubirán”.

Por esta razón, “los pacientes deben extremar las medidas de seguridad emitidas por las autoridades sanitarias y mantener su hemoglobina glucosilada A1C (parámetro que mide el promedio de azúcar o glucosa en la sangre durante los últimos 3 meses) más cerca de lo normal; es decir, por debajo del 7%, y esto solo se logrará con disciplina y siguiendo las recomendaciones indicadas por su médico sin abandonar los medicamentos ni subestimar síntomas respiratorios como fiebre, dolor de cabeza, tos seca y dificultad para respirar”, indicó el también Director Médico del Instituto Metabolia. 

Expuso que, si bien este 2020 será un año atípico porque las personas no podrán celebrar con sus seres queridos, amigos y colegas de trabajo, las reuniones pequeñas o únicamente en familia no dejan de ser una potencial amenaza para la salud debido al riesgo de contagios por SARS-CoV2 y a que el consumo elevado de algunos alimentos tradicionales, así como los alimentos ultra procesados siguen siendo altos en carbohidratos y grasas.

Así, al concluir las fiestas, muchos pacientes suben entre 4 a 8 kg de peso, mientras que otros terminan en el hospital a causa de malestares estomacales, diarrea, hipo e hiperglucemias (altas o bajas de azúcar) y hasta complicaciones cardiovasculares y renales que representan una importante carga económica y social para ellos y sus familiares[iii]. De hecho, “sabemos que los adultos con DM2 tienen una probabilidad de 2-4 veces mayor de sufrir un infarto al corazón o al cerebro en comparación con quienes no padecen diabetes”.

De igual modo, dijo que abusar del consumo de bebidas alcohólicas tampoco es sano. “Hay pacientes que, por ejemplo, toman medicamentos hipoglucemiantes para normalizar sus niveles de azúcar y, si se pasan de copas, corren el riesgo de un descenso o un alza de glucosa que los puede llevar a una hospitalización, y en casos extremos incluso hasta un estado de coma”.

En ese sentido, indicó que la mejor estrategia para evitar problemas es mantener un estilo de vida saludable que incluya un plan de alimentación adecuado, actividad física, automonitoreo constante de la presión arterial, grasas (colesterol y triglicéridos) y azúcar en la sangre, llevar un tratamiento médico adecuado y aprender a manejar los desafíos que implica esta condición de salud para los 12 millones de mexicanos que viven con ella. 

“Para el cuidado de los adultos con diabetes hoy contamos con un gran arsenal terapéutico como la metformina, la insulina, las sulfonilureas, pero fármacos también más nuevos como los inhibidores de la DPP-4 y los inhibidores de la SGLT2, dos antidiabéticos orales de prescripción médica que pueden ser utilizados solos o combinados entre sí o con metformina. Estos medicamentos, disponibles en una sola tableta, fueron diseñados para quienes requieren opciones farmacológicas adicionales que los ayuden a lograr sus metas de control, pero su prescripción deberá quedar a cargo de su médico, acorde a las necesidades particulares de cada persona”, explicó.

A la pregunta expresa de las ventajas de los fármacos para la DM2 de Boehringer Ingelheim (BI), comentó que el inhibidor de la DPP-4 ofrece un buen control glucémico, pero con la particularidad de que su vía de eliminación no es principalmente renal, por lo que puede prescribirse a pacientes con DM2 con hipertensión arterial y/o deterioro de la función renal o hepática sin requerir ajuste de dosis, lo que evita el riesgo de hipoglucemias graves.  En tanto, el inhibidor de la SGLT2, desarrollado por la Alianza entre BI y Eli Lilly, reduce la probabilidad de morir por un evento cardiovascular y de ser hospitalizado por insuficiencia cardiaca, además de mejorar los niveles de glucosa en sangre, la presión arterial y el peso.  

“Aunque ambos medicamentos han demostrado aportar beneficios importantes con un alto perfil de seguridad y eficacia, es importante destacar que cada persona que vive con diabetes siempre deberá ser evaluada por un especialista, siendo el único que podrá prescribirle el tratamiento que más se ajuste a sus necesidades”, agregó. 

Frente a la instrucción de restringir reuniones masivas para evitar la propagación del coronavirus en México, el especialista compartió 5 consejos que permitirán a las personas con diabetes prepararse para este periodo sin complicaciones: 

Evalúe los riesgos. Durante estos días proteger la vida es esencial. Deben tener más cuidado los adultos mayores y a aquellas personas con comorbilidades (diabetes, hipertensión arterial, obesidad, cáncer) quienes son más susceptibles a desarrollar una Covid-19 más grave. Hay que evitar las aglomeraciones y todo tipo de compras que impliquen estar en sitios con alto flujo de personas donde no se pueda mantener la distancia social. 

Vacúnese contra la influenza. La intención es mantener el sistema inmunológico saludable y evitar cualquier tipo de enfermedad respiratoria. 

No realice viajes para visitar a familiares o amigos. Preferentemente, quédese en casa y siga las recomendaciones sanitarias: use cubrebocas, lávese con frecuencia las manos con agua y jabón y/o desinféctelas con alcohol en gel, ventile las habitaciones, realice seguimiento de temperatura, oxigenación y, si presenta algún síntoma, aíslese y busque atención médica a través de Locatel (55-56-58-11-11) o el 911.

Para disfrutar sin alterar las cifras de azúcar es necesario realizar ajustes en la alimentación. Evite o disminuya el consumo de platillos fritos o gratinados; haga recetas con ingredientes frescos y naturales, carnes blancas (pollo, pavo, pescado) y cuyas preparaciones sean horneadas, asadas o al vapor. Absténgase de mermeladas, harinas refinadas, fruta cristalizada o en almíbar. Prefiera postres hechos con harinas integrales, semillas o nueces y siempre en porciones pequeñas. Pregunte a su médico si puede ingerir bebidas alcohólicas, cuáles y en qué cantidad. No beba con el estómago vacío o cuando tiene la glucosa baja. Manténgase hidratado con agua o té.

Tenga una buena actitud. El cuidado de la diabetes conlleva muchos retos, particularmente en estos momentos de crisis por Covid-19. Estar bien informado, tomar diariamente sus antidiabéticos orales y mantener una comunicación abierta con su médico, le ayudará a reducir la incertidumbre, el miedo y las emociones negativas.

Fuente: elimparcial.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 558 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta