La práctica de yoga contribuye al control de la diabetes

Pin It

Reduce los síntomas de depresión y ansiedad y mejora razonamiento, aprendizaje y juicio

Con motivo del Día Mundial de la Actividad Física y el Deporte, establecido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada 6 de abril, educadoras en diabetes recuerdan la importancia del ejercicio como uno de los tres pilares fundamentales en el cuidado de la diabetes, complementario a los otros dos pilares que son la alimentación saludable y el tratamiento farmacológico.

Ana Segundo, educadora en diabetes de BD Ultra-Fine™, menciona: “Recordemos que el estilo de vida saludable que se recomienda para las personas con diabetes es el mismo que se recomienda para la población en general. Si bien el ejercicio es benéfico para todos siempre, para personas con diabetes es especialmente importante ya que puede ayudar a evitar y/o retrasar la aparición de complicaciones derivadas por una diabetes mal controlada pues impacta directamente de manera positiva en los aspectos metabólicos y cardiovasculares de la enfermedad”.

La especialista reitera que practicar yoga, actividad que ha ganado gran popularidad en la actualidad, ha demostrado tener múltiples beneficios en la salud y bienestar de las personas con diabetes, al tratarse de una alternativa de wellness que integra cuerpo y mente.

Aunque cada esquema de tratamiento para cuidar la diabetes debe ser individual y personalizado para que sea efectivo por el médico tratante y profesionales de la salud, se recomienda en general a las personas que viven con diabetes la realización de al menos 150 min semanales de ejercicio aeróbico con una intensidad moderada, que puede ser acompañado de ejercicios de resistencia dos veces por semana.

De acuerdo con la Revista Cubana de Endocrinología, un programa de yoga correctamente desarrollado puede lograr:

· Mejorar la sensibilidad a la insulina y el control glucémico, así como el perfil lipídico.

· Disminuir los efectos inflamatorios y el estrés oxidativo provocado por diversas enfermedades.

· Disminuir el índice de masa corporal.

· Mejoría sobre los factores de riesgo metabólicos y cardiovasculares.

Existen diversas variedades de tipos de yoga que se orientan más hacia la respiración, la concentración y la resistencia, por lo que ayudan a controlar el estrés. Pero también hay otros tipos que se enfocan más en los movimientos, pues el cambio de posturas y su mantenimiento exigen mayor fuerza e incrementan la flexibilidad, lo que contribuye a la relajación.

“Aunque ha ido incrementando la popularidad del yoga también en su implementación como herramienta terapéutica para el cuidado de la diabetes, no debe sustituir los otros dos pilares fundamentales de la alimentación y tratamiento farmacológico. Deben ir los tres de la mano, uno sumando al otro, para alcanzar la meta de salud deseada y disfrutar de una buena calidad de vida”, agrega Segundo.

La educadora fomenta el diagnóstico oportuno y seguir el tratamiento médico junto con un estilo de vida saludable. Existen diferentes tratamientos y es importante que las personas tengan educación continua para lograr un adecuado control de su condición. Otro punto importante es que para personas que utilizan insulina es necesaria una aplicación correcta para que ésta sea aprovechada al máximo. Segundo recomienda utilizar agujas ultra finas y cortas, de 6mm en jeringa convencional y de 4mm en dispositivos tipo pluma.

“Es importante llevar a cabo actividades físicas que disfrutemos y nos satisfagan, ya que si no nos gustan o nos aburren, va a provocar que las abandonemos, cuando lo importante es combatir el sedentarismo de manera cotidiana. El yoga presenta muchas otras ventajas además de las relacionadas con la salud, como que puede ser practicada prácticamente por cualquier persona, se puede hacer en casa, necesita pocos implementos o accesorios, es barato, es fácil de aprender, es seguro y hay muchas rutinas accesibles impartidas por coaches certificados”, concluye Segundo.

Fuente: vertigopolitico.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 393 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta