Alimentos con fructosa y diabetes

Pin It

Los controles glucémicos son muy importantes para las personas que padecen esta enfermedad

Apesar de las primeras consideraciones del uso de fructosa como edulcorante alternativo en personas con diabetes, la evidencia señala que podría ser perjudicial para la salud metabólica, e incluso más que otros azúcares. Este punto de vista ha recibido el apoyo de la evidencia ecológica, y de estudios selectos pero no de los niveles más altos de investigación que no han logrado mostrar efectos glucémicos adversos exclusivos de la fructosa. 

El vínculo causal entre la fructosa y el desarrollo de diabetes y las enfermedades cardiometabólicas relacionadas, es controvertido, pero también los patrones de consumo y los niveles en los que se consume fructosa en la dieta. La fructosa rara vez se consume sola. Está presente en varios alimentos que contienen cantidades comparables de glucosa. Se ha sugerido que la proporción de fructosa y glucosa influye en el metabolismo de la fructosa. La fructosa forma parte en un 50% del azúcar de mesa y también de otras fuentes menos refinadas de azúcares (miel, agave, jarabe de arce). Las fuentes naturales de fructosa incluyen varias frutas y verduras. Estos alimentos que contienen fructosa se encuentran en la dieta en una variedad de productos que van desde fuentes "pobres en nutrientes" como refrescos, hasta fuentes "nutritivas" como las frutas. 

Las recomendaciones actuales de la OMS se han centrado en la reducción de azúcares añadidos a menos del 5-10% de energía, especialmente fructosa libre. Aún no se ha determinado si la evidencia de azúcares añadidos se puede generalizar a todas las fuentes alimentarias de azúcares que contienen fructosa en relación con sus efectos sobre la diabetes tipo 2. Por ello, este trabajo busca determinar el efecto de los alimentos con fructosa sobre el control glucémico en personas con y sin diabetes.

Esta revisión sistemática y metanálisis de 155 estudios sugiere en sus conclusiones que la mayoría de los alimentos azucarados que contienen fructosa no tienen un efecto dañino sobre el control glucémico en sustituciones de energía equiparada por otros macronutrientes.

Sin embargo, varias fuentes de alimentos tienen efectos nocivos al agregar un exceso de energía a la dieta, especialmente las bebidas azucaradas. Los azúcares de las bebidas refrescantes que contienen fructosa han mostrado una asociación adversa con la incidencia de diabetes, y la fructosa libre que agrega energía en exceso a las dietas, ha mostrado un efecto negativo sobre el control glucémico.

Hasta que haya más información disponible, los profesionales de la salud pública deben ser conscientes de que los efectos nocivos de los azúcares que contienen fructosa sobre el control glucémico parecen estar mediados por la energía y la fuente de alimentos y no sólo por la presencia de fructosa.

Fuente: laregion.es

Pin It

Quien está en línea

Hay 205 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta