Cena navideña para personas con diabetes e hipertensión

Pin It

Especialista en nutrición advierte que los excesos y malas combinaciones podrían generar descompensación en pacientes con enfermedades crónicas y terminar en emergencia

A vísperas de Navidad y Año Nuevo se ofrecen diversas cenas colmadas de deliciosos platillos que no siempre son la mejor opción para cuidar nuestra salud, sobre todo si se sufre de alguna enfermedad crónica como la diabetes o hipertensión arterial.

Por ello, especialistas del Seguro Social de Salud – EsSalud brindan algunas recomendaciones para disfrutar de una cena navideña saludable, rica y nutritiva que no genere ningún problema de salud en estas fiestas.

De acuerdo a la nutricionista del Hospital Voto Bernales de EsSalud Lisbeth Soria es importante cuidar la alimentación de las personas con enfermedades crónicas, a fin de evitar alguna descompensación, que, en estas fechas, es una de las principales causas de visita a las áreas de emergencia o urgencia.

“Las personas con enfermedades metabólicas pueden disfrutar de las celebraciones con tranquilidad siempre y cuando respeten las porciones, cantidades y combinación de los alimentos que ingieren”, indicó la especialista.

En el caso de las personas con diabetes e hipertensión, una forma fácil y rápida de no caer en excesos en la cena navideña es utilizar el plato de entrada para servirse raciones adecuadas. Se debe dividir el plato en 3 partes: verduras, proteínas y carbohidratos y seguir las siguientes recomendaciones:

Entrada: evite carbohidratos y grasas, así como alimentos fritos, embutidos o piqueos que por ser envasados tienen alto contenido de grasa y sal. Aumente el consumo de verduras frescas, cocidas o a la plancha. Estas tienen fibra y son de fácil digestión y siempre deben ir acompañadas con aliños bajos en grasas y azúcares (no incluir mayonesa).

Plato de fondo: el pavo es la estrella que nunca falta en las mesas navideñas, sin embargo también podemos incluir el pollo. Ambos pueden ser horneados o la plancha y para el aderezo se puede utilizar aceite de oliva, una pisca de sal, cebolla, jugo de limón, apio, comino, ajo y achiote.

Como acompañamiento, se puede optar por verduras al horno, cocidas o crudas, con aliños naturales hechos a base de limón y aceite de oliva. Evitar los purés de frutas, gaseosas y frutos secos por su alto contenido de azúcar.

En el caso del tradicional panetón y chocolate caliente, se recomienda consumirlo la mañana siguiente, acompañado de una infusión. Hay que tener en cuenta que una sola porción de panetón (1/8) aporta 350 calorías con un alto contenido de azúcares y grasas.

Otra opción es el consumo de panetones artesanales que no contienen grasas saturadas y son especiales para este tipo de pacientes. Respecto al chocolate caliente, se recomienda prepararlo utilizando leche descremada, de almendras o de soya, con 70% de cacao, y endulzarlo con stevia o edulcorante.

“Si una persona diabética o hipertensa tiene la enfermedad bien controlada puede consumir un poco de panetón, pero que sea solo la mitad de una ración, sin mantequilla y sin pasas ni frutas confitadas. De esta manera se evitarán excesos que generen complicaciones gastrointestinales o aumento del nivel de la glucosa”, añadió la nutricionista.

La especialista también indicó que las personas con hipertensión deben consumir una cena baja en sal, sin condimentos artificiales ni productos envasados, por su alto contenido de sodio. Si va a comer carnes, no rellene el pavo o pollo con embutidos. Es mejor el relleno con verduras como alverjas, zanahoria y pimientos para evitar añadir más grasa y calorías a la cena.

Evite las bebidas alcohólicas

Es preferible evitar este tipo de bebidas ya que tienen muchas calorías y podría elevar los niveles de azúcar en la sangre y hará que la diabetes sea más difícil de controlar. El consumo de alcohol en las personas con hipertensión puede aumentar la presión arterial a niveles poco saludables y por un periodo de tiempo.

Es mejor optar por bebidas naturales de manzanilla, hierba luisa, menta o anís, bajos en azúcar. Las gaseosas naturales son otra buena opción. Estas pueden ser de flor de Jamaica para diabéticos y de zanahoria para personas con hipertensión. En ambos casos, se hace a base del extracto de verdura, agregándole jugo de limón y agua gasificada.

Cabe precisar que la Organización Mundial de la Salud recomienda ingerir, en el caso de los hombres, un promedio de 2.000 a 2.500 Kcal/día y de 1.500 a 2.000 kcal/día en el caso de las mujeres. La especialista advirtió que en estas celebraciones se puede alcanzar una ingesta de más de 3.000 kcal, equivalente al 150% de lo que necesitamos al día. Por ello es importante seguir estas recomendaciones para cuidar la salud.

Fuente: peru21.pe

Pin It

Quien está en línea

Hay 335 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta