Conoce los beneficios nutricionales del huauzontle

Pin It

¿Sabías que el huauzontle es, junto con el maíz, uno de los alimentos que México aportó al mundo? Si no, ahora ya te enteraste, y es que con él se preparan una gran variedad de platillos mexicanos, cada uno con su toque especial de acuerdo a la región.

Pero la importancia de esta planta prehispánica no sólo radica en ser una hortaliza frecuentemente utilizada para preparar guisados tradicionales, sino que además es muy rica en vitaminas, minerales y fibra.

Asimismo, el huauzontle es considerado como pseudocereal, ya que es una planta que no proviene de la familia de las gramíneas, pero que produce semillas similares a los cereales con un alto valor nutricional, pues contiene vitaminas A, B1, B2, B3, C y E. A esto debemos sumarle que posee minerales como hierro, fósforo y calcio.

Por si fuera poco, carece de colesterol y contiene el doble de proteínas que el maíz, el triple que el trigo y casi la misma cantidad que la leche. Además de que posee una serie de aminoácidos que el cuerpo necesita. Cuenta con más propiedades nutritivas que la acelga, col y espinaca. Y por la cantidad de fibra que contiene, se le considera un excelente digestivo.

El huauzontle y las saponinas
Cabe destacar que el huauzontle contiene saponinas, que son sustancias químicas que le dan a éste y otros alimentos que las contienen un sabor ligeramente amargo. Las saponinas pueden ser tóxicas, pero el huauzontle contiene cantidades tan pequeñas que no representan ningún riesgo. Estos químicos son difíciles de absorber por el cuerpo humano; pero no hay nada de qué preocuparse, ya que la mayoría de ellos son destruidos cuando se cocinan. Además del huauzontle, las saponinas son comunes en muchos alimentos como los frijoles, la cáscara de la uva, las aceitunas, la soya, la mandioca o yuca y los espárragos.

Curiosidades
Como dato histórico-curioso, en la época del emperador Moctezuma, el huauzontle era junto con el amaranto, el cuarto cultivo en importancia, después del maíz, el frijol y la chía. También se supo que diversos pueblos pagaban tributo al imperio azteca en forma de huauzontle, pero después de la llegada de los españoles, su cultivo y consumo quedó prohibido, sobreviviendo en zonas muy apartadas.

Al igual que el amaranto, el huauzontle es muy resistente a los climas fríos y secos, logrando incluso crecer en suelos pobres. Esto, sumado a su alto nivel alimenticio, lo hace una excelente alternativa para regiones con dificultades para la siembra de otro tipo de cereales.

Fuentes: Instituto Politécnico Nacional/ Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera/ Hello DF

Pin It