Qué hacer ante una lesión muscular

Pin It

La actividad física es necesaria para llevar una vida saludable, pero cuando se inicia un plan sin una guía adecuada puede existir mayor riesgo de lesiones y hay que evitar que se agraven, por ello el Doctor Carlos González Flores, especialista en rehabilitación de la clínica Sports Clinic, nos dice qué hacer ante una lesión muscular.

Tipos de lesiones musculares

Nivel muscular

Las lesiones musculares son resultado de un esfuerzo intenso en un músculo que no está entrenado, generalmente esta sobrecarga causa desgarres de las fibras musculares. Esto se puede prevenir estirando y calentando antes de empezar la rutina, con cargas de ejercicio moderado que se pueden ir incrementando poco a poco.

También se pueden generar contracturas o espasmos musculares por sobrecarga de ejercicio sin que llegue a existir una ruptura del músculo; los pacientes describen este malestar como “envaramiento” porque sienten dolor y rigidez. En este caso hay que tratar de continuar con la actividad física para aminorar el dolor.

Nivel tendones

Los tendones son la parte donde termina el músculo y se une al hueso para dar dar la tensión y el movimiento.

Estos se lesionan cuando hacemos mucho esfuerzo o movimientos repetitivos, muy frecuentemente suceden a nivel de rodilla, muñecas y mano u hombro. Este tipo de lesiones se caracterizan por un dolor intenso y aparecen con frecuencia cuando no se tiene una técnica adecuada o no se tiene una fuerza suficiente para hacer un ejercicio.

Qué hacer en caso de una lesión

El especialista comenta que lo más recomendable después de una lesión es iniciar el protocolo RICE (por sus siglas en inglés):

Reposo: parar la actividad que se estaba haciendo o descansar

Hielo (Ice): colocar hielo, no de manera directa para no quemar la piel, o compresas frías en la lesión

Compresión: poner algún vendaje para comprimir y evitar la hinchazón. No apretarlo

Elevación: al elevar se evita también la hinchazón

Si este protocolo se pone en marcha y aún así persisten las molestias hay que acudir al Médico, de preferencia con un Ortopedista que tenga especialidad en la parte deportiva.

Cómo saber si la lesión es más grave

Si la intensidad del dolor es fuerte o se ve limitada la función, por ejemplo que no se pueda apoyar el pie o mover la parte afectada, hay que acudir a un servicio médico en las primeras 24 horas.

Si se ve que el volumen de la lesión aumenta o la sintomatología se mantiene o va en incremento hay que ir de inmediato al Médico.

La Diabetes y las lesiones

El especialista recomienda que las personas con Diabetes deben saber si su glucosa está controlada antes de empezar a realizar alguna actividad física. Una vez que se tenga la autorización del Médico tratante deben realizar la actividad de manera progresiva y empezar con más cuidado para prevenir lesiones

“Los pacientes con Diabetes tienen recuperación más lenta, porque los niveles de glucosa elevados tienden a deformar algunas proteínas de tipo tendinoso, lo cual nos puede predisponer a lesiones en los tendones, por ello deben hacerlo más despacio, revisar muy bien la técnica para no lastimarse y progresar poco a poco”, explica el Doctor González.

El Doctor recomienda no tomar medicamentos para el dolor si no los receta un especialista, porque hay medicamentos muy fuertes que pueden ocultar lesiones que pueden complicar la salud del paciente.

Fuente: Diabetes Juntos x Ti

Pin It