Hipertensión, posible causa de daños cerebrales

Pin It

Una nueva técnica de imagen ha revelado que algunas personas con presión arterial alta también tienen daños en las vías nerviosas que conectan las diferentes partes del cerebro, según concluye un estudio presentado en la Conferencia sobre Presión Alterial Alta de 2015, organizada por la Asociación Americana del Corazón. El área cerebral dañada detectada está vinculada a dificultades en ciertas habilidades cognitivas, la toma de decisiones y la capacidad de regular las emociones.

Pin It

La diabetes tiene consecuencias negativas para el corazón de las mujeres

Pin It

Dos estudios nuevos han hallado que las mujeres con diabetes tienen un riesgo más alto de problemas cardiacos, como el infarto o el dolor de pecho, que los hombres con este trastorno. En una de las investigaciones (una revisión que contó con casi 11 millones de personas) el riesgo era aproximadamente un 40 por ciento más alto.

Pin It

Confirma mexicana que la exposición a cadmio en embarazadas conlleva riesgo de hipertensión arterial

Pin It

La química farmacobióloga, Citlalli Osorio-Yáñez, originaria del Distrito Federal, forma parte de un equipo de investigación de la Escuela de Salud Pública de Harvard en los Estados Unidos, con un estudio de los efectos asociados al consumo de Cadmio (Cd) y da a conocer que la exposición a este metal en la dieta de una persona embarazada es un factor de riesgo para el desarrollo de preeclampsia, es decir, padecer hipertensión arterial.

Pin It

Apenas uno de cada tres adultos mayores con diabetes tiene un buen control

Pin It

Los niveles de azúcar en sangre, de la presión arterial y del colesterol son clave para gestionar la enfermedad, señalan los expertos. Y apenas una tercera parte de los adultos mayores estadunidenses con diabetes tienen su enfermedad bajo control, encuentra un estudio reciente.

"Esta investigación nos ofrece una buena instantánea del control de la diabetes en los adultos mayores, y nos hace pensar sobre qué significa que los estadounidenses mayores no estén alcanzando los objetivos clínicos, y cómo deberíamos abordar ese hecho desde la perspectiva de la salud pública", comentó la líder del estudio, Elizabeth Selvin, profesora de epidemiología de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins, en Baltimore, en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio incluyó a casi mil 600 pacientes de diabetes de a partir de los 65 años de edad en Maryland, Minnesota, Mississippi y Carolina del Norte. Los investigadores observaron si los participantes cumplían con las directrices de la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association, ADA) en tres medidas clave de un buen control de la diabetes: los niveles de azúcar en sangre, presión arterial y colesterol.

Los resultados mostraron que apenas uno de cada tres pacientes tenía la diabetes controlada según definen las directrices de la ADA. Algunos expertos opinan que las directrices de la ADA son demasiado exigentes para los adultos mayores. Pero incluso usando unas medidas menos estrictas, los investigadores encontraron que muchos de los pacientes no tenían su diabetes bajo control.

"Hay un tremendo debate sobre los objetivos clínicos adecuados para la diabetes de los adultos mayores, sobre todo respecto al control de la glucosa. ¿Se trata a algunos adultos mayores en exceso? ¿Algunos no se tratan lo suficiente? Son preguntas para las que no tenemos respuestas", dijo Selvin.

El estudio también encontró unas disparidades raciales significativas, en particular entre las mujeres, en qué tan bien se gestiona la diabetes. Las mujeres negras eran mucho menos propensas que las blancas a tener los niveles de azúcar en sangre, presión arterial y colesterol bajo control, apuntaron los investigadores.

Un motivo de que los adultos mayores con diabetes quizá tengan más dificultades para mantener su enfermedad bajo control es que muchos sufren de otros problemas de salud que quizá ameriten una atención más inmediata de parte de los médicos, según la coautora del estudio, Christina Parrinello, que también trabaja en la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins.

Parrinello anotó que muchas de las complicaciones asociadas con un mal control de la diabetes tardan mucho tiempo en aparecer, quizá más que la esperanza de vida de un paciente con otras enfermedades.

No lograr mantener la diabetes bajo control aumenta el riesgo de problemas de salud a largo plazo, como el daño nervioso, ceguera y enfermedad renal, anotaron los investigadores.

Fuente: Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health

Pin It

Quien está en línea

Hay 292 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta