¿Cuáles son los órganos más afectados por la diabetes?

Pin It

Los órganos específicamente, como el corazón, el cerebro y los riñones, se ven afectados negativamente por la glucosa en sangre elevada de forma crónica, lo que puede provocar otras comorbilidades (afecciones adicionales)

Desde el año 2000, la diabetes mellitus en México es la primera causa de muerte entre las mujeres y la segunda entre los hombres. En 2010, esta enfermedad causó cerca de 83 000 muertes en el país. Así pues, a continuación te decimos cuales son órganos más afectados por la diabetes.

Sin la suficiente insulina, la glucosa se mantiene en la sangre

La diabetes es un padecimiento en el cual el azúcar (o glucosa) en la sangre se encuentra en un nivel elevado. Esto se debe a que el cuerpo no produce o no utiliza adecuadamente la insulina, una hormona que ayuda a que las células transformen la glucosa (que proviene de los alimentos) en energía. Sin la suficiente insulina, la glucosa se mantiene en la sangre y con el tiempo, este exceso puede tener complicaciones graves.

Los órganos órganos más afectados por la diabetes específicamente, como el corazón, el cerebro y los riñones, se ven afectados negativamente por la glucosa en sangre elevada de forma crónica, lo que puede provocar otras comorbilidades (afecciones adicionales).

Pero, ¿Cuáles son los otros órganos más afectados por la diabetes?

Corazón

La Asociación Estadounidense del Corazón considera que la diabetes es uno de los siete principales factores de riesgo controlables de las enfermedades cardiovasculares (ECV), que incluyen todos los tipos de enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y enfermedades de los vasos sanguíneos.

El tipo más común de ECV es la enfermedad de las arterias coronarias y es causada por la acumulación de placa (depósito de colesterol) en las paredes de las arterias.

Riñones

Los riñones son órganos con forma de frijol aproximadamente del tamaño de un puño que se encuentran debajo de la caja torácica al lado de la columna. Forman parte del sistema renal, que también incluye los uréteres , la vejiga y la uretra.

Los riñones funcionan como un sistema de filtración y eliminan los desechos, el exceso de líquido y el ácido del cuerpo. Esta filtración está diseñada para mantener un equilibrio saludable de agua, sales y minerales en la sangre. Los riñones también pueden crear hormonas vitales, como la vitamina D y la eritropoyetina.

Cerebro

Tener niveles altos de azúcar en sangre puede afectar la cognición, específicamente, el pensamiento y la memoria. La investigación también ha demostrado que la diabetes puede cambiar la estructura del cerebro. Debido a estos cambios, las personas con diabetes tienen un mayor riesgo de deterioro cognitivo y tienen un 50% más de probabilidades de desarrollar demencia que las que no tienen la afección.

Pulmones

Se ha demostrado que la diabetes no controlada reduce la función pulmonar. Esta reducción puede conducir a complicaciones más leves como asma o complicaciones más graves como fibrosis pulmonar.

El mecanismo detrás de la disfunción pulmonar en personas con diabetes no se comprende tan claramente como lo es con otros órganos, a pesar de que se ha establecido la conexión. Algunas teorías sugieren que puede deberse a una inflamación

Páncreas

La diabetes y el páncreas están estrechamente vinculados porque el páncreas produce insulina, y cuando no produce suficiente insulina o no produce insulina en absoluto, conduce a un nivel alto de azúcar en sangre. La causa de la diabetes tipo 1 es esta falta de producción de insulina.

La diabetes tipo 2, por otro lado, ocurre cuando el cuerpo desarrolla resistencia a la insulina. Esto ejerce presión sobre el páncreas, ya que intenta producir más de lo que normalmente necesita.

Ojos

Los síntomas oculares, como la visión borrosa, suelen ser algunos de los primeros síntomas de la diabetes. Con el tiempo, la diabetes puede provocar retinopatía diabética , que puede provocar problemas de visión y ceguera. Es causada por daño a los vasos sanguíneos de la retina, una capa de tejido en la parte posterior del ojo que es sensible a la luz.

Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden dañar la retina y los vasos sanguíneos que la rodean. Este daño conduce al crecimiento de vasos sanguíneos nuevos pero débiles para compensar los que ya no funcionan.

Fuente: saludiario.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 189 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta