Cómo las enfermedades de las encías pueden provocar trastornos en la salud mental

Pin It

Un estudio demostró que incluso podrían generar enfermedades autoinmunes, cardíacas y trastornos metabólicos como la diabetes. La palabra de los científicos

La salud bucal en general es una condición que, según los estudios científicos, se comprueba de manera creciente que impacta en otras áreas del organismo humano; desde infecciones que se relocalizan en el cuerpo, hasta las que ingresan al torrente sanguíneo. Estas son algunas de las citadas en la investigación científica durante los últimos años.

Las enfermedades bucodentales suponen una gran carga para la salud de muchos países y afectan a las personas a lo largo de su vida, provocando dolor, malestar, desfiguración e incluso la muerte. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se estima que las enfermedades bucodentales afectan a casi 3.500 millones de personas. La enfermedad periodontal (de las encías) grave, que puede provocar la pérdida de dientes, también es muy común, con casi el 10% de la población mundial afectada.

Ahora han descubierto que una mala salud dental también puede conducir a un deterioro de la salud mental, según revela un nuevo estudio publicado en la revista BMJ Open. Investigadores de la Universidad de Birmingham afirmaron que desarrollar enfermedades de las encías y problemas dentales también puede aumentar el riesgo de que una persona sufra depresión y ansiedad en los próximos años.

Junto con los problemas de salud mental, los autores del estudio encontraron que un historial de enfermedad de las encías puede aumentar significativamente las posibilidades de que una persona desarrolle enfermedades autoinmunes, enfermedades cardíacas e incluso trastornos metabólicos como la diabetes.

“La mala salud bucal es extremadamente común en todo el mundo. Cuando progresa, puede llevar a una calidad de vida sustancialmente reducida. Sin embargo, hasta ahora, no se ha sabido mucho acerca de la asociación de una mala salud bucal y muchas enfermedades crónicas, particularmente la salud mental”, indica el coautor principal, Joht Singh Chandan, perteneciente al Instituto de Investigación Aplicada de la Salud de la Facultad de Ciencias Médicas y Dentales de la Universidad de Birmingham.

Los investigadores examinaron el historial médico de más de 64.000 personas con antecedentes de enfermedad periodontal durante el estudio. Esto incluye gingivitis y periodontitis, una infección grave de las encías que provoca sangrado de las mismas y puede destruir la mandíbula sin tratamiento inmediato. En general, 60.995 participantes tenían gingivitis y 3384 tenían periodontitis.

El equipo comparó a estas personas con un cuarto de millón de pacientes sanos sin antecedentes de enfermedad de las encías, y también tuvo en cuenta factores como el índice de masa corporal, los hábitos de fumar y el origen étnico.

Los resultados muestran que las personas con enfermedad periodontal al comienzo del estudio tenían un riesgo 37% más alto de desarrollar problemas de salud mental durante los próximos tres años. Los autores del estudio señalan que estos problemas incluyen tasas más altas de depresión, ansiedad y enfermedades mentales graves.

Mente y cuerpo

Además de la ansiedad y la depresión, el estudio encuentra un aumento del 33% en el riesgo de desarrollar enfermedades autoinmunes como artritis, diabetes tipo 1 y psoriasis entre las personas con problemas dentales.

Estudios anteriores han encontrado un vínculo entre la presión arterial alta y la enfermedad de las encías. Además, las infecciones graves por periodontitis pueden crear complicaciones para el corazón y los pulmones entre las personas que no reciben tratamiento. Con eso en mente, el equipo descubrió un aumento del 18% en el riesgo de enfermedad cardiovascular entre los pacientes con enfermedad de las encías. Esto los pone en mayor riesgo de insuficiencia cardíaca, accidente cerebrovascular y demencia. Las probabilidades de desarrollar diabetes tipo 2 también aumentaron en un 26%.

“Como las enfermedades periodontales son muy comunes, un mayor riesgo de otras enfermedades crónicas puede representar una carga sustancial para la salud pública”, señala Chandan.

“Una implicación importante de nuestros hallazgos es la necesidad de una comunicación eficiente entre los odontólogos y otros profesionales de la salud para garantizar que los pacientes obtengan un plan de tratamiento eficaz dirigido tanto a la salud oral como a la salud en general para reducir el riesgo de enfermedades futuras”, concluye Krish Nirantharakumar, coautor principal.

Fuente: infobae.com

Pin It

Quien está en línea

Hay 548 invitados y ningún miembro en línea

Twitter

vivecondibetes

Facebook

vivecondibetes

La glucosa a la baja, tan peligrosa como a la alta