Casi la mitad de los hispanos con colesterol alto ignora su condición

Pin It

Casi la mitad de los adultos hispanos con colesterol elevado ignora su condición y apenas un tercio accede a un tratamiento, reveló un estudio hecho en Estados Unidos.

Un equipo revisó información de unos 16 mil hispanos de entre 18 y 74 años y halló que los más jóvenes y los que habían nacido en Estados Unidos eran menos propensos a saber si sus valores de colesterol estaban altos.

Los autores también observaron que los hombres eran menos propensos que las mujeres a acceder al tratamiento que necesitaban.

"La prevalencia del colesterol elevado es alta en los hispanos, quizás por una combinación de genética y dieta", dijo el autor principal, doctor Carlos Rodríguez, de la Facultad de Medicina de Wake Forest, Winston-Salem, Carolina del Norte.

"Lo más sorprendente es el desconocimiento, la falta de tratamiento y de control de la condición, y hay que cambiarlo", añadió.

Los Centros Para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) recomiendan una alimentación saludable, hacer ejercicio, no fumar y evitar el alcohol para reducir el riesgo de que aumente el colesterol.

El equipo de Rodríguez revisó información de un grupo de pacientes hispanos evaluados en clínicas de San Diego, Chicago, Nueva York y Miami en el período 2008-2011, según el estudio publicado en Journal of the American Heart Association.

Los participantes fueron clasificados en los siguientes grupos: los que tenían valores elevados de colesterol si tomaban algún fármaco para la condición; si los análisis de laboratorio revelaban un aumento del colesterol LDL o "malo" que se acumula en los vasos sanguíneos y favorece la aparición de coágulos e infartos; o si el control clínico detectaba altos niveles de colesterol total.

Los pacientes respondieron si algún médico les había dicho alguna vez que tenían colesterol alto y en el caso de los que tenían colesterol elevado si tomaban algún medicamento por indicación médica.

A pesar de que la prevalencia del colesterol elevado era mayor en los hombres que en las mujeres, el conocimiento era mayor en ellas que en ellos, especialmente en las participantes de más edad.

Los más propensos a saber que tenían colesterol alto eran los participantes con otras enfermedades, como la hipertensión, la diabetes o la obesidad.

Pero los diabéticos y los hipertensos eran más propensos a utilizar un tratamiento.

Aunque las posibilidades de acceder al tratamiento para el colesterol elevado aumentaban con la edad, apenas el 32 por ciento y el 54 por ciento, respectivamente, de los hispanos de mediana edad y mayores utilizaban un tratamiento.

Los inmigrantes eran menos propensos que los participantes que habían nacido en Estados Unidos a recibir tratamiento.

Para el doctor Robert Kauffman, director de medicina reproductiva e infertilidad del Centro de Ciencias de la Salud de la Facultad de Medicina de Texas Tech University, Amarillo, los resultados sobreestimarían o subestimarían el conocimiento o el acceso al tratamiento para el colesterol elevado porque el equipo utilizó la información que recordaban los pacientes, en lugar de obtenerla de las historias clínicas.

Aun así, consideró que los resultados describirían la realidad.

Fuente: Lisa Rapaport / Reuters Health

Pin It