Gota, un problema más por dieta deficiente y consumo de alcohol

Pin It

Los excesos alimentarios o el consumo sin control de bebidas alcohólicas favorecen el aumento de los niveles de ácido úrico en la sangre, lo que provoca la enfermedad de hiperuricemia o gota, alertó la Secretaría de Salud estatal.

En su reporte, la dependencia señaló que cuando dichos niveles de ácido úrico son elevados el organismo no es capaz de eliminarlo por la orina, por lo que se deposita en forma de cristales en algunas articulaciones y provoca la enfermedad de gota.

“Este depósito provoca dolor intenso, hinchazón, enrojecimiento acompañado de una gran sensibilidad al tacto y aumento de la temperatura local que afecta con frecuencia el primer dedo del pie, rodillas, tobillos y otras articulaciones”, refirió.

La dependencia agregó que la mayoría de las ocasiones la elevación del ácido úrico en la sangre se acompaña de otros padecimientos como sobrepeso, obesidad, diabetes, hipertensión arterial, entre otros.

La prevalencia ha ido en aumento en las últimas décadas y se incrementa sustancialmente con la edad y los niveles de ácido úrico en sangre.

Indicó que la gota es la causa más común de artritis en hombres de 40 años, mientras que en las mujeres afectadas generalmente se presenta después de la menopausia.

La Secretaría de Salud puso de manifiesto que el principal factor para que dicho padecimiento se produzca es de tipo hereditario “las personas con familiares que hayan padecido gota o hiperuricemia tienen más riesgo de sufrir la enfermedad”, afirmó.

Además dijo que otra de las causas son los excesos alimentarios o el consumo de alcohol, ya que favorecen su aumento y complicaciones en personas predispuestas.

Por ello, sugirió que los pacientes con dietas inadecuadas deben considerar corregirlas y controlar su sobrepeso progresivamente, también existen medicamentos para reducir los niveles de ácido úrico en la sangre con el objetivo de permitir la disolución de cristales.

Al respecto, recomendó evitar la ingesta de grasas, no comer excesivas cantidades de alimentos proteicos como carne, pescado y huevo, así como hacer ejercicio con regularidad.

Fuente: Notimex

Pin It