7 mitos y verdades sobre el cáncer de mama

Pin It

Se dicen muchas cosas respecto al cáncer de mama, la mayoría de estas tienen poco fundamento científico y solo crean confusión.

Te compartimos 7 mitos respecto a este tipo de cáncer.

• Mito 1: Tener los pechos pequeños hace ser menos propensa al cáncer de mama

El tamaño de las mamas no tiene relación con la probabilidad de tener cáncer.

• Mito 2: Utilizar sostén especialmente con aro provocan cáncer de mama

No existe relación alguna entre la ropa interior y el riesgo de desarrollar la enfermedad.

• Mito 3: Comer pollo aumenta el riesgo de tener cáncer de mama

Existe la falsa creencia de que a los pollos se les inyectan hormonas para que logren un mayor crecimiento en menor tiempo. El crecimiento rápido de los pollos de engorde se da a través del mejoramiento genético pero de ningún modo cuentan con alguna sobrecarga hormonal.

• Mito 4: No tener antecedentes familiares de cáncer evita que alguien lo padezca

La predisposición hereditaria es un factor que aumenta el riesgo de tener cáncer de mama. Sin embargo, más del 80% de las mujeres afectadas por cáncer de mama no tiene antecedentes familiares. Por eso, es importante realizar los controles periódicos de salud.

• Mito 5: La biopsia acelera el cáncer

Algunas personas piensan que a través de una biopsia el cáncer puede diseminarse. Por el contrario, estas prácticas se realizan con métodos muy seguros, ya que se extreman las precauciones para evitar que las células cancerosas se extiendan a tejidos sanos.

• Mito 6: Existen hierbas medicinales que curan el cáncer

Algunas personas consumen cierto tipos de productos “naturales” con la esperanza de curar la enfermedad, hasta la fecha no existe evidencia científica que apoye ningún tipo de planta que cure realmente este tipo de cáncer.

• Mito 7: El uso de antitranspirantes es nocivo y contribuye a la aparición de cáncer de mama

Los antitranspirantes no provocan problemas de salud (a excepción de reacciones alérgicas de la piel en las personas muy sensibles); por lo tanto, su utilización es segura y no representa ningún riesgo.

Fuente: eldiariodelasalud.com

 

Pin It