Si sufres de diabetes, un glucómetro te puede salvar la vida, ten siempre uno a mano

Pin It

Los pacientes de diabetes deben revisar permanente sus niveles de glucosa en la sangre para conocer cómo están los valores, y actuar de manera rápida y oportuna, en caso de presentarse alguna irregularidad que pudiera llevar a un fatal desenlace. Por tal razón, es muy recomendable, que quienes sufran esta enfermedad tengan siempre cerca un glucómetro para hacer las constantes mediciones

Los glucómetros son aparatos médicos que sirven para medir los niveles de glucosa en la sangre, muy útiles para quienes sufren de diabetes y tienen que estar revisando constantemente esos valores. Hay portales, como glucometros.org, que orientan en el tema y ayudan a elegir los más convenientes, de acuerdo a las necesidades que se tengan. Con esta página especializada es fácil encontrar un buen dispositivo, gracias a cuadros comparativos e información relacionada que ofrece sobre los distintos modelos que existen en el mercado.

Sus datos y recomendaciones son de gran ayuda para encontrar el glucómetro que más se ajuste a los requerimientos de cada paciente, en cuanto a tamaños, prestaciones, funciones y precios. Además ofrece distintas posibilidades para que los clientes puedan acceder a ellos y comprarlos directamente.

Cómo funcionan los glucómetros

Estos dispositivos miden con exactitud los niveles de azúcar en la sangre, información que es muy relevante para la persona diabética, quien debe mantenerla controlada y lo más cerca posible de los niveles recomendados, para poder cumplir correctamente con su respectivo tratamiento médico.

Sin ellos, los diabéticos no tendrían esa información disponible y su salud podría correr grave peligro, incluso estaría en juego su vida, al no poder saber cómo está el azúcar en su sangre. Tanto un alto como un bajo nivel de glucosa en el sistema sanguíneo, pueden provocar un coma diabético, que es potencialmente mortal si no se atiende en el momento.

Este aparato es una maravilla de la tecnología, que se creó a mediados de la década de los 60 y desde entonces se utiliza en hospitales, clínicas, residencias particulares y en todas partes donde haya pacientes con diabetes.

Su funcionamiento se basa en la medición de la glucemia, de acuerdo a la intensidad de corriente eléctrica que genera cuando se encuentra con las enzimas especiales que forman parte de las tiras del glucómetro. Esa corriente resultante indica el nivel de glucosa en la sangre.

Manera correcta de usarlos

Para obtener medidas precisas y confiables al usar los glucómetros, deben considerarse ciertos aspectos importantes:

– Lavar adecuadamente la zona para evitar la contaminación de la muestra y los resultados.

– Verificar que tanto la aguja, también llamada lanceta, como la tira del aparato, estén bien colocadas para que funcionen correctamente. La mayoría de los glucómetros tienen la aguja incorporada, lo cual es una gran ventaja, pero si no la tienen, hay que instalarla bien. En cuanto a la tira hay que revisar que el extremo correcto esté hacia adentro, para que la muestra sea debidamente leída por el dispositivo.

– Al pinchar el dedo hay que estar pendiente de que la gota de sangre caiga sobre el lado correcto de la tira.

Los resultados tardan entre 5 a 10 segundos, hasta 30 segundos en los más antiguos aparatos, y pueden variar dependiendo de cada persona y del momento en el que se haga el análisis. Lo importante es acordar con el médico con qué frecuencia tomar las muestras y los protocolos de reacción que se deben implementar cuando el glucómetro registre valores de riesgo.

La principal ventaja de usar sus glucómetros para los diabéticos, es que al conocer los valores de la glucosa en la sangre, las personas pueden tenerla controlada y saber con exactitud las dosis de insulina que necesitan en determinados momentos del día.

Con estos aparatos se puede detectar la hiperglucemia (aumento de azúcar en la sangre) y la hipoglucemia (falta de glucosa en el torrente sanguíneo) de manera inmediata, con lo que se pueden tomar acciones rápidas y oportunas que ayuden al paciente a estabilizar su condición de salud.

¿Cuál equipo elegir?

Para elegir el glucómetro que más se adapte a las necesidades reales del paciente diabético, lo mejor es revisar bien las características de varios aparatos y compararlas, para lo cual se puede visitar la plataforma antes mencionada, que tiene una gran variedad de buenas opciones.

En esta página web se pueden encontrar aparatos básicos, con funcionamiento esencial, de muy fácil manejo y bastante asequibles; hasta los más sofisticados glucómetros de última tecnología, con avanzadas funciones, que llevan la medición de azúcar en la sangre a otro nivel.

Es tan práctica, que lo primero que presenta es un cuadro comparativo con los cinco glucómetros más populares y más vendidos, para que el cliente pueda revisar de un solo vistazo las características, tipos, ventajas y precios de cada uno de ellos.

Pero para quienes prefieren revisar más a fondo y con más calma, el portal tiene información detallada de una gran variedad de aparatos para medir la glucosa, lo cual es de gran ayuda a la hora de elegir lo que se pueda necesitar.

Por ejemplo, está el glucómetro Contour XT de Bayer, el cual se muestra en la plataforma como el más vendido. Es un aparato con muchas ventajosas prestaciones: almacena hasta 480 registros, promedia los resultados de la última semana, quincena o del mes, alerta sobre los valores más altos y bajos registrados recientemente y cuenta con alarmas programables para recordar las mediciones.

Este tipo de glucómetro es altamente recomendable por sus prácticas funciones, su extraordinaria eficiencia y su asequible precio, ya que por todo ello es el aparato más vendido.

En conclusión, tener un glucómetro en casa es la solución perfecta para las personas diabéticas que necesitan tener una monitorización efectiva de los niveles de azúcar en la sangre, para controlarlos y evitar posibles complicaciones que puedan afectar a su salud. Sin duda alguna, pueden incluso salvar la vida de una persona, por lo que son sumamente esenciales y deben ser la prioridad para este tipo de pacientes.

Fuente: el-lorquino.com

Pin It