Jengibre contra los vértigos

Pin It

Los vértigos y náuseas causados por las cervicales pueden aliviarse con una especia que sueles tener en la cocina: el jengibre. Te descubrimos cómo y porqué.

Hay abundante y rigurosa información científica sobre la capacidad del jengibre para combatir las náuseas y vómitos causados por el embarazo, los tratamientos del cáncer o después de una operación quirúrgica, y sobre todo los mareos ocasionados por los viajes. Como el jengibre tiene actividad sobre el sistema digestivo: estimula la secreción de saliva y de jugo gástrico, activa ciertos enzimas digestivos y aumenta el tono y los movimientos de la pared del intestino, también puede aliviar los síntomas digestivos causados por el vértigo.

El jengibre se puede tomar en infusión (deja infusionar un trozo de la raíz fresca en agua hirviendo durante 20-30 minutos) o en cápsulas que garantizan un mínimo de gingeroles, responsables de su efecto terapéutico. Se pueden tomar 2-4 cápsulas al día.

El jengibre es una planta de tradición milenaria cuya raíz se usa como especia. El característico sabor picante se lo confieren los gingeroles, que son unas sustancias responsables de las propiedades reconocidas en el jengibre.

Fuente: revistadieteticaysalud.com

 

Pin It