¿Qué hacer cuando la insulina cambia de color?

Pin It

Se puso turbia y no sabes por qué. A continuación te decimos qué hacer cuando la insulina cambia de color y cómo evitar que vuelva a pasar. Guardar la insulina en el botiquín del baño o llevarla a la playa sin ninguna protección no es la mejor idea. Checa cómo evitar que cambie de apariencia y pierda eficacia.

¿Y qué hacer?
Lo ideal es que en cuanto se noten alteraciones en la consistencia y el color de la insulina se deseche, ya que puede presentarse una inflamación en el sitio de la aplicación, pero también pierde eficacia y en algunos casos, como por ejemplo en los niños, esto puede volverse muy grave.

Cómo prevenirlo
Para conservar la insulina en buen estado:
-Checa la caducidad. Cerrada se puede almacenar hasta su fecha de caducidad, pero hay que usarla un mes antes de que esa fecha llegue. Abierta dura 30 días.

-Guárdala en refrigeración. Una insulina cerrada debe almacenarse a una temperatura de 2 a 8 ºC; ésta se encuentra en el área media del refrigerador.

-Consérvala a temperatura ambiente. Una vez que se abrió debe conservarse a no más de 30 o 35 ºC. Si el sitio es muy caluroso, tal vez sea mejor dejarla en el refrigerador.

-Cuídala del clima. No debe sufrir cambios bruscos de temperatura, por lo que no conviene guardarla en el baño.

-Protégela de los rayos solares. Es necesario evitar que la luz del sol le dé directamente, está bien guardarla en un estuche.

-Almacénala en estuches. Para viajar guárdala en estuches de material refrigerante y oscuro.

Fuentes:
-Beatriz Ríos, Coordinadora de Educadores de Pacientes en Novo Nordisk.
-Diabetes Bienestar y Salud / Rosario Torres / Edición: Hercilia Ortiz

Pin It