La diabetes tipo I es más dañina en mujeres que hombres

Pin It

Las mujeres con diabetes tipo I tienen un riesgo de muerte 40 por ciento más alto y un riesgo de morir de enfermedad cardiaca de más del doble, en comparación con los hombres en su misma situación, de acuerdo con un estudio publicado en la revista The Lancet Diabetes & Endocrinology.

En un análisis de 26 estudios que incluyeron a más de 200 mil personas, los investigadores encontraron que las mujeres con diabetes tipo I tenían un riesgo un 37 por ciento más alto de morir de un accidente cerebrovascular (ACV) en comparación con los hombres con su misma enfermedad.

"La diabetes tipo I aumenta el riesgo de muerte prematura en ambos sexos, pero es mucho más letal para las mujeres que para los hombres con la afección", dijo la investigadora líder, Rachel Huxley, directora del Centro de Ensayos Clínicos y Bioestadística de Queensland en la Universidad de Queensland en Herston, Australia.

El doctor David Simmons, profesor de medicina de la Universidad de Sídney Occidental en Penrith, Australia, y autor de un editorial que acompaña al estudio en la revista, comentó que "en las personas sin diabetes, las mujeres viven más que los hombres. Esa ventaja se está perdiendo en las mujeres con diabetes tipo I. Tanto los hombres como las mujeres con diabetes tipo I están muriendo mucho más jóvenes de lo que deberían".

Simmons dijo que no sabe por qué existe esta disparidad, pero parece que el exceso de azúcar podría causar más daño a los vasos sanguíneos de las mujeres que a los de los hombres. "Quizá haya que tratar a las mujeres antes con fármacos para prevenir la enfermedad cardiaca y el ACV", planteó.

La diabetes tipo I es una enfermedad autoinmune que destruye las células que producen la insulina en el páncreas. La insulina es una hormona que se necesita para convertir el azúcar, los almidones y otros alimentos en energía. La incidencia mundial en los niños menores de 14 años ha aumentado en un tres por ciento cada año desde 1989. En Estados Unidos, cada año se diagnostica a unos 15 mil niños y adultos, según los investigadores.

Demasiada insulina puede provocar unos niveles bajos de azúcar en sangre (hipoglucemia), lo que puede provocar rápidamente una variedad de síntomas incómodos, como sudoración, náuseas, irritabilidad y confusión. Si no se trata, la hipoglucemia puede conducir a la inconsciencia e incluso a la muerte, según la JDRF (antes conocida como la Juvenile Diabetes Research Foundation).

Las mujeres tienen más dificultades para controlar los niveles de azúcar en sangre debido a muchos factores, como unos niveles hormonales cambiantes (sobre todo en la pubertad), que pueden afectar a la sensibilidad del cuerpo a la insulina y provocar fluctuaciones en los niveles de azúcar en sangre, según Huxley y sus coautores.

Los investigadores también especularon con que los niveles altos de azúcar en sangre pueden provocar más daño en los vasos cardiacos de las mujeres que en los de los hombres.

"Los hallazgos sugieren que las chicas jóvenes y las mujeres con diabetes tipo I quizá necesiten una monitorización adicional, no solo para garantizar que estén manteniendo sus niveles de azúcar en sangre bajo control, sino también para asegurar que sus niveles de otros factores de riesgo importantes, como la presión arterial, se vigilen de cerca", planteó.

No cree que el control del azúcar en sangre sea peor en las mujeres que en los hombres. Pero todo el que tenga diabetes tipo I debe encontrar formas de controlar el azúcar en sangre para prevenir los episodios de hipoglucemia, que pueden resultar potencialmente letal y dañar a la salud en general, advirtió.

"Gran parte del exceso de muertes entre los hombres y las mujeres es prevenible mediante un mejor acceso a métodos para controlar el azúcar en sangre, como las bombas de insulina", aseguró Simmons. "Pero aún debemos investigar por qué mueren temprano".

Fuente: HealthDay

Pin It