FreeStyle Libre, un glucómetro para diabéticos sin pinchazos

Pin It

En un momento en que las personas que sufren diabetes están a la espera de prometedores relojes inteligentes que podrán hacer un seguimiento de sus niveles de glucosa de modo no invasivo, aparece el FreeStyle Libre como esperanza y alternativa al glucómetro tradicional de pinchazos.

El problema de este nuevo medidor no es otro que su coste de mantenimiento, aunque desde plataformas como Charge.Org ya se está luchando, a través de la recogida de firmas, por un conseguir un derecho que pueda restablecer, en parte, la calidad de vida del colectivo diabético. Analizamos el FreeStyle Libre, un glucómetro para diabéticos sin pinchazos.

Seguimiento de medición de glucosa

Cualquier diabético diagnosticado debe seguir un continuo y obligatorio control de sus niveles de glucosa a fin de vigilar constantemente posibles picos en sus mediciones que le hagan caer en una hipoglucemia (descenso del nivel de glucosa por debajo del límite) o por el contrario llegue a producirse una hiperglucemia (aumento de la glucosa por encima del límite).

Ambas circunstancias son de crítica necesidad a evitar, tanto es así que en el caso de hipoglucemias severas el enfermo puede incluso caer en estado de pérdida de consciencia y muerte.

Lo que todo diabético "de apié" hace a diario, es pincharse innumerables veces al día para medir, a través de la sangre y con ayuda de un glucómetro convencial, el nivel de glucosa en ese preciso instante, sin contar el resto de pinchazos correspondientes a las dosis de insulina diarias. Además de tratarse de un procedimiento invasivo (que requiere pinchazo), es una rutina con la que acaban los dedos como "coladores" durante el resto de sus días; sin mencionar la incomodidad de realizar mediciones en cualquier lugar y aún así tener la certeza de que nunca se está lo suficientemente controlado entre horas.

FreeStyle Libre, ventajas e inconvenientes

El nuevo medidor creado por la empresa Abbot ha surgido precisamente como un nuevo camino hacia la mayor libertad y continuo control de las personas diabéticas. Un medidor no invasivo capaz de monitorizar los niveles de glucosa en sangre, en cualquier momento, a través de un simple escaneado.

En concreto, el medidor consta de un discreto sensor para colocar adherido a la piel que mide automáticamente y almacena de forma continua las lecturas de glucosa, de día y de noche, y de un sensor que escanea los niveles y permite ver los datos recopilados por el sensor.

Un modo sencillo y rápido, controla los niveles de glucosa en cualquier momento del día, en tan solo unos segundos, sin sangre y con un mecanismo que permite ser alertado mediante un aviso de cambios alarmantes en los niveles de glucosa evitando caer en peligrosos estados de hipoglucemia o hiperglucemia.

Ahora es cuando llegan los inconvenientes del glucómetro: su coste de mantenimiento. Sin duda alguna, este nuevo sistema de medición sería un respiro para personas con diabetes (tanto en comodidad, como en tranquilidad), pero el problema no es otro que su coste de mantenimiento.

La duración de los sensores del medidor es de 14 días, momento en el cual deben de ser obligatoriamente reemplazados por una nueva unidad que en su web oficial (único sitio de venta) cuesta 59,90e. Es decir, solamente el mantenimiento del glucómetro mensual (teniendo en cuenta que necesitaríamos dos parches por mes) asciende a 119,80e, sin incluir los 60e iniciales que cuesta el lector. Un gasto francamente desmesurado para la mayoría de los mortales.

Fuente: vitonica.com

 

Pin It