El brócoli podría mejorar la calidad de vida de personas con diabetes tipo 2

Pin It

El brécol, extracto de polvo de brócoli, podría ayudar a reducir hasta un 10% la cantidad de azúcar en la sangre en pacientes que padecen diabetes tipo 2, según una investigación publicada en la revista Science. La diabetes es una enfermedad crónica del páncreas, que se da cuando este órgano no puede producir suficiente insulina, la hormona que ayuda al organismo a obtener energía del azúcar, por lo que la glucosa (sacárido) se empieza a acumular en la sangre y se da el fenómeno conocido como hiperglucemia.

La diabetes tipo 2 es generada por el poco aprovechamiento de la insulina, y está relacionada con el exceso de peso y la inactividad física en muchos casos. Los investigadores estudiaron el patrón de expresión génica relacionado con la diabetes tipo 2, y comparó los genes de miles de candidatos a fármacos para encontrar compuestos que podrían contrarrestar los efectos de la diabetes.

"El principal candidato de este análisis fue el sulforafano, un compuesto natural que se encuentra en el brócoli y otros vegetales. Los autores demostraron que el sulforafano inhibe la producción de glucosa en células cultivadas y mejora la tolerancia a la glucosa en roedores con dietas altas en grasa o fructosa alta. Además, en un ensayo clínico, el extracto de brote de brócoli que contiene sulforafano fue bien tolerado y mejoró la glucosa en ayunas en pacientes humanos con obesidad y diabetes tipo 2 desregulada”, detalla estudio.

Después de las pruebas con ratones, la experimentación se hizo en pacientes humanos con diabetes tipo 2, que tomaron una dosis fuerte concentrada de sulforafano todos los días en un lapso de tres meses, o un placebo. A excepción de tres sujetos, el resto continuaron tomando metformina. Aquellos que no tomaron metformina fueron capaces de controlar su condición relativamente bien sin ella.

Otras pruebas confirmaron que la metformina como el sulforafano reducen la cantidad de glucosa en la sangre, aunque de distintas formas: la metformina hace que las células sean más sensibles a la insulina, y el sulforafano reduce la glucosa mediante la supresión de las enzimas por medio de un proceso llamado "hepáticastranslocación nuclear del factor nuclear 2″, relacionado con el eritroide 2 (NRF2) y la disminución de la expresión de enzimas clave en la gluconeogénesis. Este último, incluso, redujo la producción excesiva de glucosa y la intolerancia a esta en una magnitud semejante a la metformina, tal como concluyó el estudio.

Fuente: Infofueguina

Pin It