El cacao puede ayudar a controlar la diabetes tipo 2, según un estudio

Pin It

Un grupo de científicos de la Universidad Brigham Young, en Estados Unidos, realizó un estudio que revela que algunos compuestos que se encuentran presentes en el cacao puede ayudar a prevenir y tratar la diabetes tipo 2. De acuerdo con la investigación de este equipo, ciertos componentes presentes en el cacao tienen la capacidad de ayudar al organismo a producir más insulina y responder mejor ante el incremento de los niveles de glucosa en sangre.

Como ya sabrás, la diabetes se produce cuando los pacientes no pueden controlar los niveles de azúcar en la sangre debido a que su cuerpo no produce o no puede utilizar adecuadamente la insulina, que es la hormona que controla la glucosa. Tiene dos clases: la diabetes tipo 1, en el que el páncreas es incapaz de producir insulina por la destrucción de las células beta; y la diabetes tipo 2, que la padecen personas cuyo organismo es incapaz de usar la insulina de manera eficaz.

Una de las raíces de la diabetes tipo 2 se puede encontrar en el mal funcionamiento de las células beta, que son las células pancreáticas que se encargan de sintetizar y segregar la insulina. En este punto es donde entran en juego las propiedades del cacao: de acuerdo con los datos del estudio, que ha sido publicado en el Journal of Nutritional Biochemistry, gracias a los monómeros de epicatequina presentes en el cacao las células beta funcionan mejor y se mantienen más fuertes.

"Lo que sucede es que los compuestos están protegiendo a las células, incrementando su habilidad para lidiar con el estrés oxidativo", explica Jeffery Tessem, autor del estudio. "Los monómeros de epicatequina están haciendo que las mitocondrias de las células beta sean más fuertes, lo que produce más ATP (la fuente de energía de la célula), aumentando la producción de insulina".

Gracias a este trabajo, ahora los científicos saben que pueden utilizar estos compuestos para desarrollar suplementos alimenticios que ayuden a tener un control normal de la glucosa en sangre. De acuerdo con Andrew Neilson, coautor del estudio, tiene potencial para incluso prevenir o retrasar el inicio de la diabetes tipo 2.

Fuente: Computer Hoy / Sandra Arteaga

Pin It