Cacahuates y peras, aliados contra diabetes

Pin It

La reconocida nutrióloga Esther Schiffman, especialista en obesidad y síndrome metabólico, recientemente participó en las XVIII Jornadas Intensivas sobre Diabetes que se realizaron en el Auditorio del Hospital del ISSSTE.

En entrevista para El Sudcaliforniano, la especialista comentó que este es el quinto año en que participa en dichas jornadas, expresando que le encantó tener la oportunidad de compartir con los paceños que no es tan difícil lograr una dieta saludable, así como también que el diagnóstico de diabetes “no es el fin del mundo”.

MAGNESIO Y POTASIO

“En esta ocasión vinimos a apoyarlos con dos alimentos que son muy prácticos para la cocina mexicana: las peras y los cacahuates, que tienen componentes muy específicos para los diabéticos”, indicó, mencionando que el cacahuate tiene un nutrimento muy importante que es el magnesio; “cuando el magnesio está deficiente en la sangre se aumenta el riesgo de diabetes y otros padecimientos. Aumentar los niveles de magnesio es muy bueno para prevenir las enfermedades y para controlar sus complicaciones", precisó. "Una persona que no comía cacahuates y empieza a consumir un tercio de taza diariamente de forma inmediata sube sus niveles de magnesio y potasio”.

En este contexto, destacó que tanto en las peras como en los cacahuates se ha encontrado que brindan hasta más de cuatro horas de saciedad cuando se consumen.

"Las personas con diabetes presentan mucha hambre (porque la enfermedad se caracteriza por la inflamación, lo cual hace que las células no funcionen adecuadamente). Son personas cuyas células no está logrando llenar su energía natural, entonces le piden a gritos comida, por lo que tienen hambre constantemente ", explicó.

Si quisiéramos asegurar una mejor circulación sanguínea y la prevención de infartos, la estrategia sería aumentar la concentración de arginina en la dieta

Observó que los diabéticos se llegan a sentir con ansiedad por tener ese sentimiento de hambre que es difícil de controlar, por lo que necesitan alimentos que les brinden esa tranquilidad, y comentó que cuando la familia se involucra en esta red de apoyo se ayuda a prevenir o mejorar la calidad de vida de las personas con diabetes, aludiendo de igual forma que los antioxidantes de la pera hacen que la inflamación de las células disminuya (tienen el mismo efecto que el magnesio y todos los nutrientes del cacahuate), así como también proporcionan saciedad y disminuyen el colesterol.

“El consejo que les daría sería combinar una dieta cada vez más vegetal, sin volvernos veganos. Una buena alternativa de proteína vegetal es el cacahuate, que está en el Plato del Buen Comer. Estoy convencida de que a un niño que le enseñas a cocinar 10 platillos con elementos vegetales le estás quitando el riesgo de padecer muchas enfermedades a largo plazo”, concluyó.

Fuente: El Sudcaliforniano

Pin It