Diclofenaco, analgésico asociado a infarto y hemorragia

Pin It

El analgésico diclofenaco es muy popular por su alta efectividad, sin embargo, especialistas advierten que podría ser una bomba de tiempo para el corazón ya que eleva el riesgo de infarto y accidente cerebrovascular o derrame cerebral.

Según un estudio de la publicación especializada The BMJ, en comparación con otros analgésicos como el paracetamol, este medicamento debe tomarse con mucha precaución.

Diclofenaco pone en riesgo el corazón

Los hallazgos indican que el diclofenaco no debe estar a la venta sin receta médica y que cuando el médico lo prescribe, debe ir acompañado de una etiqueta al frente que advierta sobre sus efectos y riesgos potenciales.

Es un antiinflamatorio no esteroideo que se usa para tratar el dolor y la inflamación. Por su efectividad es altamente usado en todo el mundo, pero no todos conocen sus riesgos.

En comparación con otros analgésicos tradicionales, los riesgos cardiovasculares son potenciales.

Para demostrarlo, un grupo de investigación liderado por Morten Schmidt del Hospital Universitario de Aarhus en Dinamarca, analizaron los riesgos cardiovasculares del tratamiento con diclofenaco y de otros analgésicos como paracetamol.

Se obtuvieron resultados de más de 6.3 millones de adultos en Dinamarca de entre 46 y 49 años, con al menos un año de registros continuos de recetas de diclofenaco.

Los resultados demostraron que el uso de diclofenaco se asocia con una mayor tasa de eventos cardiovasculares adversos importantes durante 30 días de su uso, en comparación con otros como el ibuprofeno, paracetamol o naproxeno.

Su uso aumentó el riesgo de latidos cardiacos irregulares, agitación, accidente cerebrovascular o derrame cerebral, insuficiencia cardiaca y ataque cardiaco.

El aumento de los riesgos se aplica tanto en hombres como en mujeres, incluyendo quienes toman dosis bajas de diclofenaco.

¿Cómo tomarlo de forma segura?

Los médicos recomiendan que empezar a tomar este tipo de analgésico ante un dolor incrementa la tasa de muerte cardiaca y el riesgo de hemorragia digestiva.

“El tratamiento del dolor y la inflamación puede valer la pena para algunos pacientes para mejorar la calidad de vida a pesar de los riesgos cardiovasculares y gastrointestinales, sin embargo, hay poca justificación para iniciar el tratamiento con diclofenaco antes que otros analgésicos tradicionales”, indica el estudio.

Los especialistas recomiendan no vender este medicamento sin receta y no consumirlo de manera abusiva sin consultarlo antes con un médico que indique si es necesario tomarlo.

Fuente: Su Médico

Pin It