Crean lentes de contacto para tratar padecimientos oculares

Pin It

La Universidad Nacioanl Autónoma de México (UNAM), desarrolló lentes de contacto biodegradables que ayudan a mejorar padecimientos oculares como la uveítis que podría causar ceguera si no se trata.

Estos lentes de contacto se disuelven en minutos en el ojo, liberando gradualmente un fármaco contra enfermedades inflamatorias de los ojos. 

Expertos de la UNAM desarrollaron lentes de contacto que se disuelven a los pocos minutos de colocarlos en el ojo. Liberan un fármaco auxiliar que trata afecciones inflamatorias oculares, como la uveítis, que es la inflamación de la úvea, es decir, del conjunto interno de capas que hay en nuestros ojos. 

Suele causar ardor, picazón, lagrimeo y disminución de la agudeza visual. Es causada por agentes infecciosos como bacterias, parásitos, hongos y virus, provenientes de la contaminación y el uso excesivo de dispositivos móviles.

Los expertos de la UNAM señalan que gracias al estilo de vida y a las condiciones ambientales, en los últimos años esta infección ha ido en aumento, sobre todo en adultos jóvenes y niños.

“Pasan mucho tiempo frente a monitores de televisión, tabletas, laptops y teléfonos celulares”, advierte el líder de la investigación y especialista en farmacia y tecnología farmacéutica, José Juan Escobar Chávez

¿Por qué son mejores que otros tratamientos?

Los nuevos lentes de contacto creados por la UNAM son una película oftálmica cargada con dexametasona y permite la liberación controlada del fármaco, así como una mejor dosificación para una recuperación óptima.

El equipo científico responsable de esta creación pertenece a la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitilán. Los expertos lograron un desarrollo con la forma y dimensiones de los lentes de contacto tradicionales, por lo que su aplicación es relativamente fácil. Sus polímeros son solubles en agua, se desintegran con el fluido ocular y los residuos son expulsados de forma natural por el ojo.

Gracias a esto, es posible que aumente el tiempo que el fármaco permanece en la mucosa ocular para optimizar su eficacia, en comparación con otros métodos como las gotas, donde el líquido con la sustancia activa permanece poco tiempo, pues se expulsa casi de inmediato a través de las lágrimas, aprovechándose solo un 5%.

Los lentes de contacto de la UNAM se desintegran en minutos, por lo que la dosis se aprovecha al máximo, sin la necesidad de administrarlas varias veces al día. Por ahora, este novedoso tratamiento está en espera de patente y se espera crear algo similar pero para tratar padecimientos oculares en perros.

Pin It