¿Por qué hay que tomar tres raciones diarias de cereales integrales?

Pin It

Tomar alimentos elaborados con harinas integrales puede ser mucho más beneficioso de lo que crees. Tanto es así que está comenzando a asociarse con la prevención de enfermedades metabólicas y cáncer.

Según datos de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), el consumo de 45 gramos diarios (que equivale a tres raciones) de granos completos, reduce el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en un 20 por ciento, y de padecer cáncer de colon en un 18 por ciento.

El doctor Jesús Moreno, del área de Nutrición de la Sociedad, explica que “es aconsejable aumentar el consumo diario de cereales integrales, incluidos dentro del patrón alimentario mediterráneo”.

Sin embargo, a pesar de, los beneficios, el doctor Francisco Botella, también miembro de la Sociedad de Nutrición, señala que “la ingesta de este tipo de alimentos en España sigue siendo anecdótica. El gasto medio familiar en estos productos no llega a una décima parte de lo empleado en alimentos refinados, en ocasiones por su mayor precio, que es un obstáculo al consumidor, ya de por sí poco interesado” en estos productos.

Los alimentos integrales tradicionalmente, se conocen por aspectos que en realidad no se corresponden con la realidad. Estos son los errores más comunes al hablar de este tipo de alimentos:

- Integral no es light. La harina integral aporta solo 25 kcal, lo que es insuficiente para considerarlo alimento light. Para eso tendría que tener un 30% menos de calorías que el producto de referencia.

- Integral no es todo lo que tiene color marrón. Un alimento refinado edulcorado puede tener este color sin ser integral. Este color pueden dárselo los granos “albinos” o la harina de centeno, pero no por ello es un alimento integral.

- Integral no es bio. La alimentación ecológica está de moda y sus productos son cada vez más demandados. La mayoría de cereales cultivados a nivel mundial no son ecológicos. A los panificados bio o ecológicos se les pide que empleen levaduras orgánicas en su fermentación y que no contengan aditivos.

- Integral no está relacionado con el gluten. El gluten es un conjunto de proteínas que contienen algunos granos. Tanto las harinas integrales como refinadas de cereales contienen gluten, pero no todos los granos integrales contienen gluten. Sin embargo, que sea integral no está relacionado con ser con o sin gluten.

- La harina enriquecida no es integral. Es una harina blanca con hierro y vitaminas, pero no es harina integral, ya que no contiene todos los nutrientes necesarios para ello.

Es importante saber que tanto las harinas integrales como las refinadas tienen un aporte energético similar ya que su contenido en carbohidratos y proteínas suele ser prácticamente el mismo. Pero la harina integral contiene más grasa, fibra, vitaminas y minerales.

Fuente: Consalud.es

Pin It