Beneficios de la fibra para la salud

Pin It

Consumir fibra de manera frecuente es fundamental para una buena salud digestiva, pero además, este elemento de origen natural puede brindar algunos otros beneficios. La fibra dietética es la parte comestible de las plantas que no puede ser digerida, como la celulosa y el salvado. Y para obtener sus beneficios, se recomienda un consumo diario de entre 30 y 35 gramos aproximadamente.

Conoce sus ventajas
1. Previene la diabetes. Ayuda a disminuir la velocidad en la que su cuerpo descompone los carbohidratos y la absorción del azúcar, ayudándolo a controlar sus niveles en la sangre.

2. Cuida el corazón. Estudios muestran una relación inversa entre el consumo de fibra y los ataques cardiacos, así como que las personas que la consumen tienen 40% menor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

3. Previene derrame cerebral. Por cada 7 gramos de fibra adicional que se consume regularmente, el riesgo de este trastorno se reduce de igual manera.

4. Combate la obesidad. Los suplementos han demostrado aumentar la pérdida de peso entre las personas con sobrepeso, ya que favorece la saciedad y ralentiza el metabolismo de carbohidratos.

5. Mejora la salud de la piel. La fibra, en particular la cáscara de psyllium, podría ayudar a eliminar las levaduras y hongos de su cuerpo, evitando que sean excretados a través de la piel en donde pueden causar acné o erupciones cutáneas.

6. Favorece la salud digestiva. Una alimentación rica en fibra reduce el riesgo de cálculos biliares y renales, probablemente gracias a su capacidad para ayudar a regular el azúcar en la sangre.

7. Previene el cáncer. Gracias a sus propiedades antioxidantes, ayuda a reducir la inflamación, causante de algunos tipos de cáncer como el de estómago o colon.

Cabe destacar que la fibra se encuentra de forma natural en alimentos enteros o integrales de origen vegetal como las frutas, los vegetales, las raíces y tubérculos, las hojas verdes, las nueces, las legumbres, las semillas, y los cereales. Además, en algunos casos se incorporan fibras funcionales a alimentos procesados como suplementos, yogurt, embutidos, panes comerciales y helados, entre otros. Pero para obtener sus beneficios, siempre consulta previamente con un especialista.

Fuente: Su Médico

Pin It