Cáscara de manzana para mejorar la digestión, desinflamar y proteger el cuerpo

Pin It

La manzana es una fruta deliciosa, económica e ideal para incluir de múltiples formas en la dieta regular; sin embargo, por preferencia o porque desconocen sus beneficios, muchos de los consumidores desechan su cáscara. Lo cierto es que, como ocurre con otros tipos de frutas, justo en esta parte se concentran gran parte de sus cualidades nutricionales que le pueden ofrecer al organismo importantes propiedades para conservar su salud.

Debido a esto, quienes siguen tirándolas a la basura pueden estar cometiendo un grave error ya que, si bien no son tan sabrosas como la pulpa, sí son muy saludables y vale la pena consumirlas. En esta ocasión queremos revelar todas las bondades que se obtienen por ingerirlas y una sencilla receta para aprovecharla en beneficio de la digestión y la desinflamación.

Protege la salud cardiovascular
En la cáscara de la manzana se concentra un tipo de fibra conocida como pectina, que desempeña un importante papel en el control del colesterol alto. Además, contiene una cantidad significativa de polifenoles, poderoso antioxidantes que ayudan a impedir que el colesterol se oxide en las arterias. Gracias a esto, su ingesta protege el sistema cardiovascular y reduce el riesgo de enfermedades como la aterosclerosis y el ataque cardíaco.

Mejora la digestión
La salud gástrica es la que más se beneficia del consumo de la piel de este alimento. Su pectina apoya la función digestiva, contribuye a descomponer con más facilidad los alimentos y disminuye problemas como el estreñimiento. Gracias a esto, ingerirla también ayuda a:
-Combatir la gastritis.
-La hinchazón abdominal.
-La diarrea.
-Los gases.
-El dolor abdominal.

Es buena para desinflamar el vientre
Esta parte de la manzana puede ayudar a desinflamar el vientre por varias razones:
1. Su efecto antiinflamatorio ayuda a controlar estos procesos en los tejidos del cuerpo.

2. Favorece los procesos digestivos y la eliminación de sustancias de desecho.

3. Gracias a su concentración de ácido ursólico puede ayudar a reducir la acumulación de grasa.

4. Ingerirlas es una gran ayuda para aquellas que entrenan con el fin de marcar sus abdominales.

Ayuda a ganar masa muscular
Para ganar masa muscular se requiere de una ingesta adecuada de proteína y otros importantes nutrientes que requiere el organismo para funcionar en perfecto estado. Con la cáscara de la manzana no solo se le aporta fibra y una ligera cantidad de proteína, sino que además obtiene los beneficios del ácido ursólico, que reduce el desgaste muscular y promueve el crecimiento del músculo. Se cree que ingerirla podría complementar el tratamiento de atrofia muscular, una enfermedad que se caracteriza por la disminución de masa muscular.

Previene el envejecimiento prematuro
Por su aporte de antioxidantes como la quercetina, la epicatequina y las procianidinas, su ingesta contribuye a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel, que suele producirse por la acción de los radicales libres.

Apoya la pérdida de peso
La piel de esta fruta incrementa los niveles de una sustancia conocida como grasa marrón, cuya función es la que quemar grasa. Por este efecto en el organismo, el consumo de la manzana con cáscara se ha asociado con el control del peso corporal y la prevención de la diabetes. Por otro lado, su aporte significativo de fibra funciona como un supresor del apetito, ideal para aquellas personas que no logran su peso adecuado debido a la ansiedad por la comida.

Tiene propiedades anticancerígenas
Los polifenoles presentes en este alimento desempeñan un papel muy importante en la prevención de diferentes tipos de cánceres. Específicamente se han encontrado resultados positivos en la reducción del riesgo de cáncer de pulmón y de colon.

Fuente: Mejor con Salud

Pin It