El consumo de legumbres se asocia a un menor riesgo de desarrollar diabetes

Pin It

Las legumbres son un grupo de alimentos con múltiples beneficios para la salud, pues son ricos envitamina B, fuentes de fibra y minerales como el calcio, el potasio y el magnesio.

A pesar de estos beneficios, la legumbre esta de capa caída en España, pues en cinco décadas su consumo ha descendido un 75%. Para incentivar su consumo, la Fundación Española de la Nutrición está colaborando con los gobiernos autonómicos para introducir estos productos en los comedores escolares, medida que puede respaldarse ahora con un nuevo argumento.

Y es que el consumo de legumbres, en concreto de lentejas, se asocia a un menor riesgo de desarrollar diabetes. Así lo afirma el CIBEROBN (Centro de Investigación Biomédica en Red de la Fisiopatología de la Obesidad y Nutrición), que junto a la Unidad de Nutrición Humana de la Universidad Rovira i Virgili, ha realizado un estudio en el que se han evaluado la asociación entre el consumo de legumbres, sus distintos subtipos y el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 en individuos que presentan alto riesgo cardiovascular.

En esta investigación, hicieron un seguimiento a 3.349 personas con alto riesgo cardiovascular que no tenían diabetes tipo 2 al inicio del estudio. Tras cuatro años de seguimiento, los resultados han revelado que, en comparación con los individuos que consumen legumbres —lentejas, garbanzos, alubias y guisantes— en menor cantidad (aproximadamente 1,5 raciones a la semana), los participantes que las consumían en mayor medida (3,35 raciones a la semana), presentaban un 35% de menor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2.

Asimismo, el estudio señala que la sustitución de media ración al día de alimentos ricos en proteínas o hidratos de carbono (huevo, pan, arroz y patata hervida) por media ración al día de legumbres se asoció también a un menor riesgo de incidencia de la diabetes tipo 2.

A pesar de estos datos y de la importancia del consumo de legumbres para la prevención de enfermedades crónicas como la diabetes, los investigadores señalan que son necesarios más estudios con otras poblaciones para confirmar estos resultados.

Fuente: heraldo.es

Pin It