La sal marina líquida, una alternativa más saludable para los hipertensos

Pin It

La hipertensión arterial es una afección que tiene lugar cuando aumenta la presión arterial de forma crónica. Las primeras consecuencias de esta enfermedad las sufren las arterias, que se endurecen. A medida que pasa el tiempo, se hacen más gruesas y puede verse dificultado al paso de sangre.

Para prevenir las posibles consecuencias para la salud es conveniente seguir un estilo de vida saludable, hacer deporte y llevar adelante una dieta tipo mediterránea a la vez que se debe disminuir el consumo de sal y alimentos que la contengan.Una posible solución a este problema es consumir sal marina líquida, un producto con un 75 por ciento menos de sodio que la sal común de mesa o la sal marina sólida. Se trata de un condimento sin aditivos químicos y totalmente natural, el cual conserva el mismo sabor que el ingrediente común y no es metalizado como otros tipos de sal modificada.

El hecho de que tenga un sabor muy similar a la sal común les ayuda mucho a cumplir con la dieta, que es uno de los pilares del tratamientos de la hipertensión.

Según un trabajo presentado en el 17º Congreso Internacional de Medicina Interna del Hospital de Clínicas “José de San Martín” de la UBA sobre un total de 41 pacientes, el consumo de sal marina líquida es beneficioso para su salud.

“Las personas que consumieron sal marina líquida tuvieron la presión arterial más baja que antes de empezar a consumirla. Pero además mejoraron la expresión de sodio, parámetros metabólicos o la función renal”, explicó a CONBIENESTAR Maia Akopian, jefa del departamento de hipertensión arterial del Hospital de Clínicas (MN: 101.584) y una de las encargadas de dirigir el estudio.

La especialista consideró que los resultados son muy alentadores: “Es algo muy positivo y es una muy buena noticia tanto para los hipertensos como los que tienen insuficiencia renal o patologías cardiacas, es decir, todas las personas que tienen que hacer una dieta hiposódica o baja en sodio”.

Además de que el gusto es el mismo y que es baja en sodio, otro factor importante que lo convierte en una alternativa saludable es que es baja en potasio.

“La sal modificada tiene reemplazado el sodio por potasio y hay varios grupos de pacientes que no pueden consumir potasio, por ejemplo los que tienen insuficiencia renal o que toman determinada medicación”, especificó Akopian.

Fuente: TN.ar

Pin It