Mala alimentación es más peligrosa para la salud que fumar

Pin It

En 27 años al menos 11 millones de personas murieron como consecuencia de una mala alimentación, según reveló el estudio “Efectos en la salud por riesgos alimentarios en 195 países, 1990-2017: Análisis sistemático del estudio de la Carga Mundial de las Enfermedades 2017”.

Este trabajo científico publicado en la revista médica The Lancet revela que en México la baja ingesta de granos enteros ocupa la segunda causa de muertes relacionadas con la dieta, únicamente superado por la baja ingesta de nueces y semillas.

Los riesgos asociados a la dieta son responsables de más muertes que cualquier otro riesgo a nivel global, incluido fumar tabaco, destacando de manera importante y urgente la necesidad de mejorar la dieta humana.

Uno de los objetivos del estudios es llevar a la reflexión el rumbo y el enfoque que han tomado muchas políticas públicas en el combate de las Enfermedades No Transmisibles asociadas a la dieta.

El estudio provee soporte de la relación causal que tienen dietas no óptimas, es decir con carencias o excesos de alimentos o nutrimentos, en la mortalidad y morbilidad de las Enfermedades No Transmisibles en 195 países entre 1990 y 2017, incluido México.

Los factores de más riesgo

De acuerdo a los hallazgos del estudio, a nivel global, tan solo tres factores de riesgo asociados a la dieta tienen un alto impacto en la salud: dietas bajas en granos enteros, bajas en frutas y altas en sodio, siendo el principal factor en la mayoría de los países, el consumo deficiente de granos enteros. Los factores asociados al consumo de carnes rojas, carnes procesadas y bebidas azucaradas se encuentran hasta el final de la lista de factores de riesgo.

En el caso de México, el país con las tasas más altas de muertes y DALYs por diabetes tipo 2, resalta que el segundo factor de riesgo en el desarrollo de ENTs asociadas con la dieta es el consumo deficiente de granos enteros solo superado por el bajo consumo de nueces y semillas. Para la región de América Latina Central (donde se encuentra incluido México) el consumo diario de granos enteros es de 60g/día, muy por debajo del nivel óptimo de consumo que debe ser de 125g/día.

Cultura de la alimentación 

Una de las principales reflexiones del estudio nos debe llevar a evaluar el enfoque actual de las intervenciones para mejorar la dieta de la población y disminuir la prevalencia de ENTs asociadas a la dieta, como son la diabetes y las enfermedades cardiovasculares, entre otras.

Aun cuando tradicionalmente la conversación sobre dietas correctas se ha centrado en reducir la ingesta de sodio, grasas y azúcares, estamos perdiendo de vista la importancia de incentivar, promover, producir y hacer accesibles alimentos que sean fuente de elementos positivos en la dieta como lo son los granos enteros, las frutas, verduras, nueces, semillas y omega 3 entre otros.

Dada la complejidad de los comportamientos dietéticos y la amplia gama de influencias en la dieta, su mejora requiere la colaboración activa de una gran variedad de actores junto con la necesidad de desarrollar intervenciones integrales del sistema alimentario para promover la producción y distribución de alimentos que cubran estas necesidades.

Fuente: Publimetro

Pin It