Deshidratación de diabéticos en verano puede provocar aumento de glucosa

Pin It

El paciente diabético en el verano debe mantener una óptima hidratación consumiendo entre 6 a 8 vasos con agua, durante el día, a fin de prevenir una elevación peligrosa de la glucosa.

Según EsSalud, las altas temperaturas provocan una deshidratación por sudoración excesiva lo que dificulta la eliminación de la glucosa por los riñones y, en consecuencia, origina que se acumule en la sangre, provocando la elevación del azúcar en el organismo.

En cuanto a la alimentación, en esta época del año los pacientes diabéticos deben, no solo vigilar su ingesta de agua, sino también preferir una dieta abundante en verduras crudas y frutas.

“Hay que tener en cuenta que algunos pacientes con diabetes padecen de Gastroparecia diabética, es decir, parálisis o lentitud en el funcionamiento del estómago a consecuencia de no masticar bien las verduras, por lo que se recomienda masticar 15 veces cada bocado”, explicó Elizabeth Salsavilca, Jefe del Servicio de Endocrinología del Hospital Alberto Sabogal.

En cuanto al abuso del azúcar, y teniendo en cuenta que el verano es una época de helados, cremoladas y bebidas heladas, EsSalud recomendó que se deben buscar en el mercado opciones a base de Stevia, planta natural que permite endulzar una bebida sin los peligros de causar una elevación en la glucosa.

Pie diabético en verano

Las personas con tendencia al pie diabético, cuya característica principal es la falta de sensibilidad en los pies que ocasiona el avance de heridas en estas extremidades, deberán ser muy cuidadosos durante sus días de playa  pues un mal secado de los pies, quemaduras por la arena caliente, entre otros accidentes que pueden pasar desapercibidos por la falta de sensibilidad y ocasionar complicaciones.

El Seguro Social de Salud recomienda el secado meticuloso entre los dedos de los pies, incluyendo la revisión de la planta  y su periferia, así como el uso de sandalias. “Las sandalias deben tener correa para evitar lesiones, deben ser de cuero para evitar la sudoración excesiva y poseer sujetador en el talón, para proteger íntegramente al pie. Igualmente es importante evitar caminar descalzo en arena seca ya que al no sentir el reflejo del dolor, podrían quemarse y llenarse de ampollas, en una simple caminata”, precisó.

Fuente: rpp.pe

Pin It