La diabetes tipo 1 a menudo aparece con otras enfermedades autoinmunes

Pin It

Las personas con diabetes tipo 1 a menudo desarrollan otras enfermedades autoinmunes, como los problemas de tiroides o gastrointestinales, y un estudio aporta más información sobre esa relación.

En la diabetes tipo 1, el sistema inmunológico ataca el páncreas y destruye las células que producen insulina. Pero los pacientes a menudo también desarrollan otras enfermedades al sistema inmune.

En el estudio, el 27 por ciento de los pacientes con diabetes tenía por lo menos otro trastorno autoinmune. Pero también arrojó algunas sorpresas respecto a cuándo aparecían esos problemas de salud, según comentó el autor principal, doctor Jing Hughes, de la Facultad de Medicina de Washington University, St. Louis.

"El patrón que apareció es alarmante: las enfermedades autoinmunes comienzan en los primeros años de vida, cuando casi el 20 por ciento de los menores de seis años tienen otras enfermedades además de la diabetes tipo 1", dijo Hughes.

"Otra sorpresa fue que, mientras que esperábamos que los trastornos autoinmunes llegaran a su punto más álgido a cierta edad, descubrimos que la carga autoinmune sigue creciendo a medida que los pacientes envejecen, al punto que casi el 50 por ciento de los mayores de 65 años tenían una o más enfermedades autoinmunes", agregó.

Los hallazgos derivan de datos de casi 26.000 adultos y niños con diabetes tipo 1 en tratamiento en 80 servicios de endocrinología de Estados Unidos entre 2010 y 2016.

De aquellos con problemas autoinmunes además de diabetes, un 20 por ciento tenía un problema adicional y un 5 por ciento sufría al menos dos enfermedades adicionales, según publica el equipo en Journal of Clinical Endocrinology and Metabolism.

Los participantes con una o más enfermedades autoinmunes tendían a ser mayores, de sexo femenino y caucásicas, con diabetes tipo 1 diagnosticada a edades más avanzadas y haber vivido con la enfermedad durante más tiempo.

Las enfermedades tiroideas eran los trastornos autoinmunes más comunes: afectaban al 24 por ciento de los participantes. En la mayoría de los casos, la glándula tiroides era hipoactiva, lo que provoca constipación, debilidad, aumento de peso, depresión y disminución de la frecuencia cardíaca.

Le seguía la enfermedad celíaca, en un 6 por ciento de los participantes. Otros trastornos autoinmunes eran la enfermedad de Graves (hipertiroidismo), la artritis reumatoidea y el vitiligo.

Fuente: Reuters

 

Pin It