Carne roja y trastorno del colon en los hombres, lo que debes saber

Pin It

¿Eres hombre y te gusta comer mucha carne roja? Pues mejor vele bajando ya que podrías tener un mayor riesgo de desarrollar una condición inflamatoria dolorosa del colon; así lo sugiere un nuevo estudio publicado esta semana en la revista Gut.

El trastorno, llamado “diverticulitis”, causa dolor abdominal intenso, náuseas y estreñimiento, y puede conducir a complicaciones como lágrimas o bloqueos en el colon.

El nuevo trabajo halló que los hombres cuya alimentación mayoritaria era a base de carne roja, fueron 58 por ciento más propensos a desarrollar diverticulitis, en comparación con los hombres que comían menos.

No obstante, es importante aclarar que los resultados no demuestran causa y efecto, subrayó el doctor Andrew Chan, autor principal de la investigación y gastroenterólogo del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

Por otro lado, el experto mencionó que hay otras razones para considerar reducir el consumo de carne roja, ya que el consumo pesado de esta carne se ha vinculado a mayores riesgos de enfermedades del corazón y a ciertos tipos de cáncer.

“Este estudio ofrece una razón más para considerar la limitación de la carne roja en tu dieta”, destacó Chan.

Bolsas que se “infectan o inflaman”

Conforme la gente envejece, es común que se formen “bolsas” en el revestimiento del colon. Más de la mitad de las personas de 60 años de edad o más las tienen, de acuerdo con los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos.

La mayoría de la gente que tiene estas bolsas no sufre problemas, pero alrededor del 5 por ciento desarrolla diverticulitis —las bolsas se infectan o se inflaman—.

Cada año, cerca de 200,000 estadounidenses son hospitalizados por diverticulitis, según los NIH.

Resultados que deben “tomarse en cuenta”

Los nuevos resultados se basan en un estudio a largo plazo de más de 46,000 profesionales de la salud masculinos, que comenzó en 1984.

Después de 26 años, 764 hombres desarrollaron diverticulitis. El riesgo fue más alto entre aquellos que estuvieron dentro del 20 por ciento superior para la ingesta de carne roja. Estos varones tuvieron 58 por ciento más probabilidades de ser diagnosticados con la condición, en comparación con los hombres dentro del 20 por ciento inferior o más bajo.

Los hombres del grupo superior promediaron una ingesta de más de 12 porciones de carne roja por semana, mientras que los que mostraron el consumo más bajo promediaron poco más de una porción semanal.

Otros factores asociados al riesgo de diverticulitis

Por supuesto, podría haber muchas diferencias entre los hombres que comen demasiadas hamburguesas y otras carnes, y los que no lo hacen, indicaron los autores.

Por lo anterior, el equipo de Chan tomó en cuenta factores como la edad avanzada, el tabaquismo, la obesidad, la falta de ejercicio y la baja ingesta de fibra —todos ellos asociados a un mayor riesgo de diverticulitis—.

Incluso así, la carne roja aun estuvo vinculada a un mayor riesgo —en particular la carne sin procesar, tales como filetes y hamburguesas—.

Chan mencionó que no está claro lo que se puede concluir con estos hallazgos. Una posible explicación, dijo, es que la gente normalmente come porciones más grandes de carne roja sin procesar, en comparación con las carnes procesadas que suelen comerse durante el almuerzo.

Recomendaciones

Este estudio arroja evidencia de que es mejor bajarle a la carne roja para proteger la salud de tu colon. Asimismo, dicha protección implica que tu dieta contenga más verduras, granos enteros y una gama de proteínas diferentes. Para lograr esto último, lo recomendable es tener más variedad en tu elección de proteínas. Puedes sustituir la carne roja por pescado o aves de corral (pollo, pavo), o incluso por fuentes vegetales de proteína, como tofu, frijoles y legumbres.

Fuente: Health Library

 

Pin It