¿Qué es un coma diabético?

Pin It

Un coma diabético es una complicación de la diabetes que pone en riesgo la vida y produce pérdida de la conciencia. Si tienes diabetes, los niveles peligrosamente altos de azúcar en sangre (hiperglucemia) o muy bajos (hipoglucemia) pueden provocarlo.

Quien entra en un coma diabético, está vivo, aunque no puede despertarse ni responder voluntariamente a las imágenes, los sonidos u otros tipos de estímulos. Si no se trata puede ser mortal. Si bien las perspectivas son alarmantes, por suerte puedes tomar medidas para tratar de prevenirlo. Comienza siguiendo el plan de tratamiento para la diabetes. En general, antes de desarrollarlo, experimentarás signos y síntomas de nivel de azúcar en sangre alto o bajo.

Nivel de azúcar en sangre alto (hiperglucemia)
Si el nivel de azúcar en sangre es demasiado alto, puedes experimentar lo siguiente:
-Aumento de la sed.
-Necesidad de orinar a menudo.
-Fatiga.
-Náuseas y vómitos.
-Dificultad para respirar.
-Dolor estomacal.
-Aliento con olor frutal.
-Boca muy seca.
-Latidos del corazón rápidos.
-Bajo nivel de azúcar en sangre (hipoglucemia).

Los signos y síntomas de un nivel de azúcar en sangre bajo son los siguientes:
-Temblores o nerviosismo.
-Ansiedad.
-Fatiga.
-Debilidad.
-Sudoración.
-Hambre.
-Náuseas.
-Mareos o aturdimiento.
-Dificultad para hablar.
-Confusión.

Algunas personas, en particular las que han tenido diabetes durante mucho tiempo, desarrollan una afección conocida como “desconocimiento de hipoglucemia” que no dará los signos de advertencia que señalan una reducción en el nivel de azúcar en sangre.

Si experimentas algún síntoma de nivel de azúcar en sangre alto o bajo, mide el nivel y sigue tu plan de tratamiento para la diabetes en función de los resultados de la medición. Si no empiezas a sentirte mejor rápidamente o si empiezas a sentirte peor, llama para recibir ayuda de emergencia.

Cuándo consultar al médico
Un coma diabético es una emergencia médica. Si sientes signos o síntomas de un nivel de azúcar en sangre sumamente alto o bajo y crees que puedes perder el conocimiento, llama a algún número local de emergencias. Si te encuentras con una persona que tiene diabetes y perdió el conocimiento, llama para recibir ayuda de urgencia y asegúrate de informarle al personal que la persona inconsciente tiene diabetes. Los valores extremos prolongados del azúcar en sangre (ya sean demasiado altos o bajos, durante mucho tiempo) pueden causar varios trastornos, y todos ellos pueden llevar al coma diabético.

Cetoacidosis diabética. Si las células musculares necesitan energía, el cuerpo puede responder degradando las reservas de grasa. Este proceso genera ácidos tóxicos conocidos como “cuerpos cetónicos”. Esta condición es más frecuente en personas con diabetes tipo 1, pero también puede afectar a quienes tienen diabetes tipo 2 o gestacional. Si no se recibe tratamiento, puede terminar en un coma diabético.

Síndrome diabético hiperosmolar. Si el nivel de azúcar en sangre supera los 600 miligramos por decilitro (mg/dL), o 33.3 milimoles por litro (mmol/L), la afección se conoce como “síndrome diabético hiperosmolar”. Cuando el azúcar en sangre sube a estos valores, la sangre se pone espesa y viscosa. El exceso de azúcar pasa de la sangre a la orina, lo que desencadena un proceso de filtrado que extrae una cantidad muy importante de líquido del cuerpo. Si no se trata, el síndrome diabético hiperosmolar puede provocar un coma diabético y una deshidratación que pone en riesgo la vida. Esta alteración es más frecuente en los adultos de mediana edad y adultos mayores que tienen diabetes tipo 2.

Hipoglucemia. El cerebro necesita glucosa para funcionar. En casos graves, los niveles bajos de azúcar en sangre pueden provocar desmayos. La hipoglucemia puede ser provocada por un exceso de insulina o la falta de alimento. Hacer ejercicios muy enérgicos o beber demasiado alcohol puede ocasionar el mismo efecto.

Los signos y síntomas dependen de la intensidad de la hipoglucemia. Sin embargo, si hace mucho que tienes diabetes es posible que ya no tengas los signos de alerta tempranos (por ejemplo, hambre, temblor y sudoración) y que solamente tengas síntomas cuando el azúcar en sangre llega a valores peligrosamente bajos. Esta situación se llama “insensibilidad a la hipoglucemia”.

Si tienes diabetes tipo 1, corres más riesgo de tener un coma diabético por las siguientes causas:
-Bajo nivel de azúcar en sangre (hipoglucemia).
-Cetoacidosis diabética.

Si tienes diabetes tipo 2, por lo general, corres más riesgo de tener un coma diabético por las siguientes causas:
-Síndrome diabético hiperosmolar, en particular, si eres una persona de mediana edad o mayor.

-Si tienes diabetes tipo 1 o tipo 2, los siguientes factores pueden aumentar el riesgo de tener un coma diabético:

Problemas con la administración de la insulina. Si usas una bomba de insulina, debes controlar el nivel de azúcar en sangre frecuentemente. Una de las razones es que un pliegue en el tubo de la bomba puede suspender la administración de la sustancia en su totalidad sin que te des cuenta. Hasta las bombas que no tienen tubos, a veces, pueden tener problemas que hacen que la administración de insulina se detenga. La falta de insulina puede causar cetoacidosis diabética de forma rápida si tienes diabetes tipo 1.

Una enfermedad, un traumatismo o una cirugía. Cuando estás enfermo o sufres una lesión, el nivel de azúcar en sangre tiende a aumentar, a veces, en forma radical. Esto puede causar cetoacidosis diabética si tienes diabetes tipo 1 y no aumentas la dosis de insulina para compensar su carencia. Otras enfermedades, como una insuficiencia cardiaca congestiva o una enfermedad renal, pueden aumentar el riesgo de tener síndrome diabético hiperosmolar.

Diabetes mal controlada. Si no controlas tu nivel de azúcar en sangre correctamente o si no tomas los medicamentos según lo indicado, correrás un mayor riesgo de tener complicaciones a largo plazo y un coma diabético.

Omitir la administración de la insulina a propósito. A veces, las personas que tienen diabetes y que además padecen un trastorno de la alimentación deciden no administrarse la insulina como se lo indicaron en el afán de perder peso. Esta es una práctica peligrosa que pone en riesgo la vida y que aumenta el riesgo de tener un coma diabético.

Consumir alcohol. Las bebidas alcohólicas pueden generar efectos impredecibles en el nivel de azúcar en sangre; a veces, hace que este disminuya uno o dos días después de su consumo. Esto puede aumentar el riesgo de tener una coma diabético por hipoglucemia.

Uso de drogas ilegales. Las drogas ilegales, como la cocaína o el éxtasis, pueden aumentar el riesgo de tener un nivel de azúcar en sangre muy alto y un coma diabético.

Si no se lo trata, un coma diabético puede producir lo siguiente:
-Daño cerebral permanente.
-Muerte.

Ten presente estos consejos:
Cumple con tu plan de comidas. Respetar las comidas o ingerir tentempiés en forma regular puede ayudar a controlar el nivel de azúcar en sangre.

Vigila tu nivel de azúcar en sangre. Los análisis frecuentes del azúcar en sangre pueden indicarte si estás manteniendo las cifras adecuadas dentro los límites propuestos, además de alertarte sobre los niveles peligrosos, altos o bajos. Contrólate con más frecuencia si hiciste ejercicio, porque la actividad física puede hacer que el nivel de azúcar en sangre baje, sobre todo si no practicas con regularidad.

Toma los medicamentos como te indicaron. Dile al médico si tienes episodios frecuentes de niveles de azúcar en sangre altos o bajos. Es posible que tenga que ajustar la dosis o el momento de tomar los medicamentos.

Prepara un plan para un día que estés enfermo. La enfermedad puede hacer subir el azúcar en sangre de manera inesperada. Antes de que te enfermes, habla con tu médico sobre cuál es la mejor forma de controlar este aumento del azúcar en sangre.

Bebe alcohol con cautela. Debido a que el alcohol puede tener un efecto impredecible en el azúcar en sangre, asegúrate de comer un tentempié o algo antes de beber, si es que decides hacerlo.

Informa a tus seres queridos, amigos y compañeros de trabajo. Enseña a las personas cercanas cómo reconocer los signos y síntomas tempranos de los valores extremos del azúcar en sangre, y cómo administrar una inyección de glucagón. Si es necesario, alguien debería llamar al servicio de urgencias en caso de que te desmayes.

Usa un brazalete o collar de identificación médica. Si estás inconsciente, la identificación puede brindar información valiosa a tus amigos, compañeros de trabajo y otras personas; incluso para el personal de urgencias médicas.

Fuente: Clínica Mayo

Pin It