Diabetes, un peligro menopáusico

Pin It

Los cambios hormonales en la menopausia causan aumento de peso y redistribución de la grasa visceral, lo que eleva el riesgo de padecer diabetes, señala Alfredo Servín, coordinador de la Clínica de Atención Integral al Paciente con Diabetes y Obesidad del Hospital General de México.

La menopausia se presenta entre los 48 y 51 años y se caracteriza por una disminución en la producción de hormonas femeninas.

“La preparación de la mujer hacia el decline hormonal, desde el síndrome climatérico y hacia la menopausia, básicamente conlleva algunos cambios metabólicos liderados por el aumento de peso en la mujer, que va de 3 a 5 kilos a lo largo de dos o tres años”, detalla el médico en entrevista publicada por “Reforma”.

“El aumento de peso y la redistribución de la grasa visceral se relacionan con algunas enfermedades crónicas como la diabetes y tiene consecuencias metabólicas como resistencia a la insulina y dislipidemia, que son como hermanas de la diabetes”.

Además, el pico de la incidencia de diabetes ocupa la cuarta, quinta y sexta década de la vida tanto en hombres como en mujeres.

Para prevenir los riesgos, Servín recomienda a las mujeres implementar cambios importantes al estilo de vida desde los 40 años.

“Lo más importante es mejorar su alimentación, comer más verduras y más proteínas, disminuir la cantidad de carbohidratos simples y empezar a hacer ejercicio, porque los cambios en el estilo de vida a la larga son muy benéficos, pueden retardar o disminuir el riesgo de que aparezcan ciertas enfermedades”, señala.

Seis meses o un año antes de la última menstruación, las mujeres suelen presentar los síntomas característicos del síndrome climatérico como sofocos, palpitaciones y dolores de cabeza; es en ese momento cuando Servín recomienda que acudan al médico, que determinará el tratamiento específico para cada paciente.

“En caso de detectar prediabetes es muy importante implementar cambios en el estilo de vida y medicamentos; hoy contamos con medicamentos en combinaciones de dos o tres fármacos en una sola pastilla, que pueden hacer que la paciente tenga una muy buena evolución, un muy buen control en las etapas iniciales de la enfermedad y así darle mejor calidad de vida”, sostiene.

Si la diabetes se controla de forma contundente desde el inicio, apunta Servín, la paciente puede gozar de 10, 15 o hasta 20 años con gran calidad de vida, con menos limitaciones en la funcionalidad y sin complicaciones.

Consejos Extras

Para prevenir el riesgo de la diabetes en la menopausia, los médicos recomiendan un cambio en el estilo de vida.

Dieta y ejercicio

A partir de los 40 años, las mujeres deben seguir una dieta baja en grasas y carbohidratos, así como realizar una rutina de ejercicios, de al menos 40 minutos, como correr, trotar, nadar y bailar.

Fuente: reforma

Pin It