Tres tips para comprar comida saludable con poco presupuesto

Pin It

Comprar menos alimentos saludables puede ser más barato y más conveniente para tu economía, pero es un hecho que será más costoso para tu salud.

Por ello, el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) sugiere a la gente seguir estos tres tips, para que su alimentación sea más saludable pese a tener un presupuesto ajustado:

1. Planea con antelación creando un menú y un presupuesto. Asegúrate de buscar cupones o descuentos para los productos básicos/esenciales que seleccionaste.

2. Compra alimentos a granel o al mayoreo para ahorrar dinero, y así evitarás cambiar las tan importantes frutas y verduras por productos con precios más convenientes. Elige productos de temporada, o variedades enlatadas con menos sal.

3. Prepárate cocinando tus comidas con antelación en la comodidad de tu hogar, de manera que puedas comerlas durante toda la semana. O cocina extra para después congelar la comida sobrante, así disminuirás el desperdicio de alimentos.

Es normal que cuando vamos  realizar una compra miremos cuánto tenemos en la cartera, monedero o cuenta de banco; después observamos el precio y, tras reflexionar y deliberar un poco con nosotros mismos, por fin tomamos la decisión. Antes de que hubiera crisis económicas, la gente no se preocupaba por esto. Ahora parece el pan de cada día.

Sin embargo, en la alimentación no debe escatimarse en gastos. De ahí que nos cuestionemos: ¿por qué pagar más de lo necesario si podemos ceñirnos a un presupuesto reducido y comer sano y barato?

Según los expertos, existe una falsa creencia generalizada de que la comida sana es cara. Pese a requerir un poco de planificación y creatividad, sí es posible comer de manera saludable con un presupuesto limitado. De ahí que existan recomendaciones como las del USDA que te mencionamos en párrafos anteriores. Síguelas y verás los resultados por ti mismo(a).

Fuente: Health Library

Pin It