Los beneficios de las sulfonilureas en el tratamiento de la diabetes tipo 2

Pin It

Actualmente están disponibles numerosos medicamentos indicados para las personas con diabetes tipo 2. Algunos son más efectivos que otros, dependiendo de la severidad de la condición y de cómo afecta el estilo de vida. Uno de los primeros fármacos que salió al mercado, y todavía se utiliza, pertenecen al grupo de las sulfonilureas.

Esta clase de medicamentos tienes diferentes presentaciones que los hacen muy flexibles para tratar casi cualquier grado de diabetes tipo 2. Son fármacos utilizados para estimular la producción de insulina por las células beta del páncreas. Estas son las primeras en ser prescritas en pacientes que no responden favorablemente a la metformina y a los cambios introducidos en su estilo de vida.

Desde que fueron introducidas al mercado, ya están en la tercera generación. La principal diferencia entre una generación y otra está referida a cuan eficiente son para combinarse con los receptores de sulfonilurea en la sangre y hoy día, se requieren dosis más pequeñas para lograr el mismo efecto.

Actualmente, las de segunda y tercera generación son las más utilizadas dependiendo del nivel de estimulación requerido por el paciente. Esto es debido a que, las de primera generación, funcionan combinándose a ciertas proteínas específicas en la sangre. Además, no se combinan a proteínas transportadoras y por lo tanto pueden ser efectivamente suministradas en combinación con otros fármacos que se utilizan para controlar la diabetes.

Las sulfonilureas ejercen mejor sus efectos cuando se administran a una misma hora del día. Una gran ventaja es que ejercen un efecto muy rápido, lo cual resulta en mejores niveles de hemoglobina glucosilada en la sangre y por esto son una de las mejores alternativas a la terapia de insulina.

Sin embargo, aunque tienen muchos beneficios también presentan algunas desventajas. En primer lugar, promueven la ganancia de peso corporal. Al comenzar el tratamiento, los pacientes ganan unos dos o tres kilogramos. Otro problema es que incrementan el riesgo de desarrollar hipoglicemia. También se ha mostrado que después de cuatro a cinco años de uso, la potencia del fármaco comienza a declinar.

Finalmente, las sulfonilureas son únicamente utilizadas en la diabetes tipo 2, ya que son inefectivas para el tratamiento de la tipo 1. Debido a que estimulan la producción de insulina por las células beta, es claro que la presencia de éstas es un requisito para que ejerzan su acción. Considerando que las personas con diabetes tipo 1 no tienen células beta (o tienen muy pocas) debido a la auto inmunidad, no son efectivas ni en los que tienen la tipo 2 pero con muy pocas células beta. En estos casos lo aconsejable es utilizar terapia de insulina.

Claramente, los beneficios de las sulfonilureas son superiores a las desventajas sobre todo si pueden ser contrarrestadas.

Fuente: DiabeTv

Pin It