¿Puedo amamantar si tengo diabetes?

Si una embarazada tiene diabetes, al nacer su bebé es posible que le surja la duda de si puede amamantarlo de manera normal, la respuesta es que puede hacerlo sin riesgo y a continuación  explicamos cómo este proceso beneficia tanto a la mamá como a su hijo. 

La Organización Mundial de la Salud resalta los beneficios de la lactancia para el bebé, ya que la leche materna contiene nutrientes que le ayudan a crecer sano y fuerte. 

Es probable que si la mamá tiene diabetes le tarde un poco más de lo normal en bajar la leche, pero para solucionarlo es importante ser perseverante e insistir, ya que mientras más amamante al bebé aumentará la cantidad de este líquido. 

Beneficios de la lactancia para la mamá y el bebé

Es la importancia de que la mamá con diabetes amamante a su bebé,  porque así reduce el riesgo de que él padezca esta enfermedad y otras infecciones comunes, ya que la leche fortalece sus defensas. 

La lactancia materna es positiva para las madres diabéticas, ya que tiene un efecto hipoglucemiante, es decir,  les ayuda a reducir la cantidad de insulina que necesitan inyectarse. 

Esto se debe a que cuando amamantan al menor la glucosa que su cuerpo no puede asimilar se convierte en energía para producir leche y sintetizar la lactosa. 

Así que las mujeres con diabetes no deben tener miedo de amamantar a sus hijos, primero porque su producción de leche es igual a la de otras madres y segundo, porque tiene grandes beneficios para ambos. 

Sin embargo, un aspecto importante es que la madre necesita tener un mayor control de su índice de glucosa y de la cantidad de insulina que se aplica. 

Asimismo, es fundamental que mantenga una ingesta calórica mayor, ya que requiere más energía para producir la leche y si esto no se controla adecuadamente puede causarle una hipoglucemia, que es peligrosa. 

Reforzar el lazo afectivo de una madre y su hijo a través de la lactancia es completamente posible y recomendable a pesar de la diabetes, ya que tiene múltiples beneficios para  la salud de los dos.

Fuente: Su Médico