Analizan genómica de obesidad y diabetes en familias mexicanas

Pin It

Ante la evidencia de que la configuración genética es uno de los principales factores del problema de la  obesidad y la diabetes, un grupo de investigadores de 10 Centros Académicos de México –en colaboración con el prestigioso Instituto Genómico en Estados Unidos, el Departamento de Genética del Texas Biomedical Research Institute en San Antonio, Texas- realizan análisis del mapa de mensajes genómicos (transcriptomicos) en familias mexicanas, para determinar el riesgo de desarrollar estos padecimientos y contribuir a su prevención.

El estudio, denominado “Genética de las Enfermedades Metabólicas en México” (GEMM), está a cargo de un Consorcio Interuniversitario de Investigación en Genética. “GEMM es una investigación multicéntrica sobre los aspectos genómicos de la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Es un proyecto único en su tipo que permitirá conocer más sobre la incidencia de la genética en estos padecimientos”, comentó la doctora Esther Gallegos Cabriales, de la Facultad de Enfermería de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), quien funge como Investigadora Principal del Estudio en México.

“Como parte del estudio se recluta a familias extensas de tres generaciones (abuelos, hijos, padres, hermanos, primos, sobrinos, tíos) en diferentes regiones del país, para estudiar la transmisión de la herencia genética y la predisposición para desarrollar enfermedades metabólicas relacionadas con la nutrición, como la diabetes y la obesidad”, agregó el doctor Ernesto Rodríguez Ayala, co-Investigador Principal del estudio en la Ciudad de México.

“Se reclutan voluntarios sanos para acudir a hospitales afiliados en cada región, con el fin de efectuar su historia médica, recolectar biopsias de grasa subcutánea y músculo para extraer mRNA (conocido como material genético mensajero, por contener la información que envían los genes para producir proteínas), y determinar el transcriptoma (que es el término utilizado al determinar estos mensajes), y posteriormente hacer mediciones después de ofrecerles una comida mixta”, explicó la doctora Edna Nava Gonzalez, de la Facultad de Salud Pública y Nutrición (FASPyN), UANL, quien coordina a nivel nacional los aspectos académicos y de reclutación de las familias.

“Si se logra establecer una base de epidemiología genética con un diseño basado en estudiar familias en México, mezclando el transcriptoma y el postprandio, se avanzará en entender con mayor exactitud, los rasgos genéticos específicos de nuestra población, para establecer programas preventivos que nos permitan detectar personas en riesgo de desarrollar obesidad”, resaltó el doctor Hugo Laviada Molina, quien es Co-Investigador del estudio desde la Universidad Marista de Mérida.

Inversión en ciencia, clave para generar conocimiento sobre obesidad y diabetes

Los expertos buscan colectar muestras en unos 800 a mil voluntarios, en 25-30 familias con parentesco consanguíneo, de los cuales se ha logrado un avance del 10 por ciento. No obstante, para mantener el ritmo de recolección y análisis, son necesarios mayores recursos financieros para hacer frente a todas las necesidades que involucra una investigación de esta envergadura.

“Un estudio de este tipo tiene altos costos, y hemos iniciado la integración de un Grupo Corporativo de Patrocinio para efectuar el trabajo de campo en nuestro país, contando con apoyo filantrópico inicial del sector empresarial. La respuesta para apoyar al Consorcio Universitario y al proyecto, ha sido muy halagadora y favorable”, destacó el doctor Raúl Bastarrachea, director y coordinador General del proyecto GEMM.

Bastarrachea destacó también “que se sabe la obesidad, diabetes y enfermedades cardiovasculares tienen origen en una gran diversidad de causas, y por tal razón aún es necesario generar mucho conocimiento sobre ellas, y en ese sentido la participación bipartita a través de inversión de la iniciativa pública y privada es clave. Este estudio sobre genética en familias mexicanas ayudará a la generación de dicho conocimiento sobre las causas la obesidad y diabetes, ya que aún existe mucho por dilucidar respecto a estos padecimientos”.

Las Universidades que integran el Consorcio son: Facultad de Enfermería y la Facultad de Salud Pública y Nutrición (Faspyn) de la Universidad Autónoma de Nuevo León; Escuela de Ciencias de la Salud de la Universidad Marista de Mérida, Yucatán;  Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Chihuahua; Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí; Universidad Católica (UNIVA) de Guadalajara, Jalisco; Facultad de Ciencias de la Salud de la Universidad Anáhuac Norte; Universidad Latina de América en Morelia, Michoacán; Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos Cuernavaca; y el Instituto de Investigaciones Medico-Biológicas de la Universidad Veracruzana.

Pin It